Liderazgo Adaptativo: Cómo movilizar personas hacia un bienestar superior

autor_cjaramillo[1]Por Claudia Jaramillo Torréns
Coach Integral Corporativo
International Coaching Community
www.antaram.cl

Hace tres meses perdí a mi padre, después de muchos años de irnos dejando con el avance de su vejez, finalmente el cuerpo ya no le dio más y decidió partir, y mientras he estado viviendo este proceso de duelo, cada día se vienen a mi mente muchos recuerdos y me ha sorprendido tomar consciencia después de tantos años, de cómo fui educada por un padre que sin decir palabra alguna o emitir juicios, logró que desarrollara capacidades que me han servido para toda la vida, y para hacerlo, él no me dio discursos o largas charlas de padre a hija, sino más bien lo que hizo fue mostrarme con sus propias acciones y conductas, lo que yo debía aprender, y aprendí de él exactamente lo que él quiso sin necesidad de decirme nada; el inspiró mi vida hacia un fin de permanente progreso, asumiendo mis propias elecciones….no lo sabia pero mi padre fue un Líder Adaptativo…

El Liderazgo Estratégico o más difundido como Liderazgo Adaptativo, es el proceso de movilizar personas para que afronten una realidad incierta, desafíen  sus paradigmas y desarrollen nuevas capacidades para enfrentarse con éxito a los retos adaptativos. Explicado por su propio autor el profesor de la Universidad de Harvard Ronald Heifetz,  “El ejercicio del liderazgo, es cuando conduces a las personas a través de un cambio difícil, desafías lo que ellas más aprecian: sus hábitos cotidianos, sus herramientas, sus lealtades y su manera de pensar, quizá sin poder ofrecer otra cosa que una posibilidad”.

Para comprender la importancia de modificar las prácticas de liderazgo basados en conceptos antiguos, es necesario tomar consciencia de cómo ha cambiado el mundo en muy pocas décadas, en las cuales hemos pasado de creencias muy poco inspiradoras como las expresadas por Frederick Taylor en los años 1906, que señalaba lo siguiente: “En nuestro esquema de trabajo no pedimos que nuestra gente tenga iniciativa, no queremos que haya iniciativa, todo lo que queremos de ellos es que obedezcan las ordenes que les damos y hagan lo que les decimos y que lo hagan rápido”, a creencias más motivadoras como las señaladas en la década de los 90 por Jack Welch el ejecutivo del siglo XX, quien se refería al capital humano como: “El mundo se mueve tan rápidamente que el control se ha vuelto una limitante. Te hace lento. Hay que balancear libertad con algún grado de control, pero tienes que dar más libertad que la que jamás imaginaste”; y finalmente, en el 2010 Steve Jobs decía, “Mi pasión fue la de construir una compañía duradera, donde la gente se motivara por hacer grandes productos, todo lo demás era secundario”.

En muy poco tiempo, la historia de la empresa cambió drásticamente y éstos cambios están siendo acompañados por un recambio generacional, en el cual, al mercado se ha incorporado una generación de jóvenes profesionales que ya no están motivados en ser dirigidos por Jefaturas que creen que se vive para trabajar, y que hay que tener la camiseta puesta con la empresa, sino que se sienten más identificados por líderes que representen sus intereses, que son privilegiar sus espacios personales por sobre lo laboral.

Esto implica que hasta antes de los años 90 posiblemente los estilos autoritarios de dirección pudieron haber funcionado para gente que buscaba la estabilidad y respondía con sumisión a la autoridad por miedo a perder el empleo, pero hoy en día, esta estabilidad ya no motiva a las personas y están muy dispuestas a cambiarse de empleo tantas veces como mejores condiciones logren. Y desde mi perspectiva, en este punto radica la importancia que tiene para los responsables de dirigir equipos, de adecuarse a los nuevos tiempos, nuevas motivaciones, nuevos intereses y liderar de acuerdo a los tiempos actuales. Retener talentos en estos tiempos, requiere de habilidades de liderazgo que superan toda la pericia y experiencia técnica y se enfoca en potenciar y aplicar con maestría, las habilidades de movilizar personas en un permanente contexto de cambio.

El liderazgo adaptativo, ha surgido como una forma de responder a las nuevas necesidades de dirección de los equipos. En el presente articulo, describiré los conceptos centrales que se consideran en el modelo de liderazgo adaptativo, para ir profundizando en los siguientes en que consiste esta forma de liderazgo y como se aplica en la empresa.

La clave de este liderazgo, es entender que en una organización conviven dos tipos de problemas: Problemas Técnicos y Problemas Adaptativos. Los Problemas Técnicos, normalmente han sucedido antes y no requieren de un pensamiento profundo o cambio sistémico, sino que basta con aplicar un procedimiento o la intervención de un experto, es decir, el equipo ya posee los conocimientos necesarios para resolverlos, el problema es claro y la solución es clara. Normalmente se resuelven por la vía formal, mediante una instrucción, indicación, o directriz de la autoridad formal con experiencia en el problema.

Los Problemas Adaptativos por su parte, requieren nuevos descubrimientos y adaptaciones, aprendizajes e implican el cambio de visiones, valores, normas, sistemas de creencias, comportamientos, actitudes para que haya progreso. La solución de este tipo de problema, no dependen de la destreza de la autoridad, y generalmente el problema no es claro, y la solución tampoco, por lo tanto, requiere de una acción de liderazgo que movilice y gestione las pérdidas asociadas a los nuevos desafíos, que por lo general, generan las resistencias naturales de las personas a los cambios.

Bajo este enfoque, las personas no se resisten a los cambios, se resisten a las pérdidas asociadas. El aprendizaje es a menudo doloroso e implica riesgos. Una persona que desea promover cambios, puede circunstancialmente hacer que otra persona se sienta incompetente, traicionada, o menospreciada. A pocas personas les gusta moverse de sus zonas cómodas y confortables para ser “reubicadas”. Por lo tanto, el liderazgo necesita la capacidad de diagnóstico para reconocer las pérdidas y los patrones predecibles de reacciones defensivas que operan a nivel individual y sistémico. También es necesario conocer la manera de cómo contrarrestar estos patrones y compensar las pérdidas.

Soluciones Técnicas aplicadas a Problemas Adaptativos, fracasan y evidencian una falta de liderazgo…..

A partir de lo anterior se desprende la necesidad de diferenciar por otra parte, al liderazgo de la Autoridad Formal y el Liderazgo del tipo de Personalidad del líder. Un líder adaptativo puede emerger desde el poder informal y no representar en absoluto un poder jerárquico, y desde esta mirada, cualquier persona con capacidad de influenciar a otra hacia un progreso común, es un líder adaptativo. Desde la perspectiva del estilo de personalidad del líder, no existe una forma de ser especifica ya que no es un cargo, un carisma, habilidades o capacidades especiales, sino que es un ejercicio, que cualquier persona tiene la posibilidad de ejercer al enfrentar al grupo con un problema, ponerlo sobre la mesa, manejar la tensión del conflicto y conducir a un grupo hacia un reto incierto que no sabe como afrontar.

El proceso del liderazgo adaptativo considera desarrollar las siguientes etapas:

1. Identificar cuál es el Desafío Adaptativo

2. Comprender cómo abordar un desafío adaptativo

3. Establecer estrategias de intervención para generar los cambios requeridos

El ejercicio del liderazgo implica establecer una hipótesis diagnóstica respecto de los problemas que operan en un grupo y a partir de ésta, se inicia una serie de conversaciones orientadas a verificar la validez de la hipótesis, para lo cual se utilizan preguntas indagatorias que exploran los problemas técnicos y factores adaptativos.  De acuerdo al resultado de estas indagaciones, el líder podrá establecer estrategias de intervención que faciliten las acciones de movilización para generar las opciones de cambios.

Bajo este enfoque se entiende que el liderazgo es un ejercicio que se basa en la legitimidad de los intereses de cada persona aun cuando sean diferentes a las propias ideas del líder y a partir de una escucha respetuosa que invita al acuerdo, se establecen las posibilidades de progreso. Para que el líder pueda ejercer este tipo de liderazgo, es imprescindible que crea en las capacidades, confíe y viva todo aquello que esta dispuesto a movilizar. Un líder adaptativo es genuino, así como mi padre, es quien vive en consecuencia y confía en las capacidades de quienes conduce.

En los próximos artículos profundizaremos en como ejercer el liderazgo adaptativo.