45% de los candidatos descuidan su marca personal en sus redes sociales

  • Actualmente 14,4 millones de personas utilizan las redes sociales para buscar empleo.
  • Los seleccionadores de profesionales no se están limitando a un curriculum vitae o una carta de presentación para ver si el candidato es apto o no, sino que también revisan los perfiles en las redes sociales.

Twitter, Facebook, Instagram y LinkedIn son medios a través de los cuales podemos transmitir nuestra vida a una audiencia muy amplia, por lo que al momento de buscar trabajo se pueden transformar en un arma de doble filo si se cometen errores o descuidos. Según la empresa de reclutamiento especializado, PageGroup,  el 45% de los candidatos se olvidan de su marca personal en las redes sociales, desperdiciando así una serie de oportunidades laborales que pueden ser de su interés.

Tomás Hermosilla,  Head of  Marketing Chile y Perú de PageGroup, señala que actualmente 14,4 millones de personas utilizan las redes sociales para buscar trabajo y, “es en la web en donde se pasa la mayor parte del tiempo, por lo que los seleccionadores de profesionales no nos limitamos sólo a la revisión de un curriculum vitae o una carta de presentación, sino que también revisamos los perfiles de los postulantes en las redes sociales”.

De esta forma, estos sitios permiten a los reclutadores poder ver algo de la personalidad del candidato, en qué actividades participa, a quién sigue y quién lo sigue, el uso del lenguaje e incluso sus opiniones sobre asuntos de actualidad, y así estimar si la marca personal se alinea con la de empresa y sus valores, por lo que resulta clave tener una estrategia inteligente en el mundo digital para presentar la mejor versión de sí mismo.

¿Cómo crear una marca personal en las redes sociales?

Según el experto  una marca personal es cuando el candidato se promociona a sí mismo o a su carrera como una marca, lo cual le permite posicionarse como líder o influenciador de su sector, extender su red de contactos profesionales e incluso, encontrar nuevas oportunidades laborales. Hermosilla señala que crear un sello personal significa ser constante, conocerse a sí mismo e interactuar con la audiencia, sin embargo, “no todos los usuarios están consciente de que un perfil público los puede ayudar a convertirse en personajes influyentes”, agrega.

En ese sentido, Hermosilla señala que existen cinco pasos para revisar y mejorar la presencia online:

  1. Buscar en Google tu nombre entre comillas. Este puede ser común por lo que es necesario  añadir el nombre de tu ciudad, la compañía para la que trabajas o el colegio en el que estudiaste. Así podemos verificar en qué posición aparecemos en el buscador más usado.
  2.  Comprobar en el buscador de Imágenes de Google las fotos que aparecen con tu nombre. Es más sencillo filtrar entre imágenes que entre miles de enlaces.
  3. Realizar una búsqueda en las redes sociales usando tu nombre de usuario. Comprobar todas: Twitter, LinkedIn, Facebook, Youtube e Instagram. Esta acción nos permite verificar que nuestro usuario o “arroba”, es reconocido y fácil de recordar.
  4. Empezar a modificar lo que encuentras. Quizás publicaste algo vergonzoso alguna vez, o tal vez hayas cambiado desde que creaste tu cuenta. Entra y configurarla. Todas las redes sociales cuentan con opciones para ocultar contenido. Otra alternativa también es empezar de cero.
  5. Crear contenido Positivo. Si encuentras información que no puedes cambiar o borrar, una posible solución es crear más contenido positivo que negativo. Publica artículos, participa en debates, mejora tu perfil online aportando contenido de valor, así podrás ocultar los resultados que no quieres que aparezcan destacando los que sí son de tu interés.

 Beneficios de las redes sociales

Facebook: Permite al candidato interactuar con marcas, enviar mensajes y ver actualizaciones de las compañías de interés. Algunas organizaciones incluso publican sus ofertas laborales aquí, siendo una excelente oportunidad para estar informado.

Twitter: Puede posicionar al candidato como un influencer o un líder de opinión en su campo al interactuar con profesionales y líderes del sector, o publicando opiniones sobre temas concretos. Con esto, el postulante se puede hacer un personaje relevante dentro del sector, aumentando su empleabilidad ya que puede llamar la atención de reclutadores.

Instagram: Puede no ser la elección obvia cuando se piensa en procesos de selección, pero el candidato puede mostrar sus habilidades personales, causas, e intereses y dar una muestra visual de su vida. El uso de hashtags  ayuda a amplificar la marca personal.

Linkedin: Es la red para el empleo y los negocios al ser la plataforma más adecuada para quienes quieren comenzar una conversación con alguien de su interés profesional. Permite seguir compañías, inscribirse a puestos de trabajo y conectarse con compañeros de trabajo actuales o pasados. Lo recomendable es subir contenido relacionado a la industria o al cargo en el cual quiere posicionarse el candidato, y así aumentar su empleabilidad.

Por último, el experto señala que para tener una buena reputación online es necesario que los candidatos tengan sus perfiles completos y que estos sean coherentes en las distintas redes sociales. Además,  al momento de buscar trabajo es necesario asegurarse de que el acceso a las redes sea público y con contenido profesional, informativo y atractivo visual.