América Latina se convierte en la nueva tierra prometida de la industria del retail