Analistas creen que baja del azúcar a nivel mundial no ha terminado