Bancos, grandes tiendas y telefonía lideraron los reclamos durante 2011