Belleza natural en licuadora

Durante el verano es bueno dar a la piel un descanso, y lo mejor es tratarla con elementos cien por ciento naturales. La sabiduría que se ha transmitido de generación en generación nos permite conocer las propiedades de diferentes productos que la naturaleza nos entrega. Eso sí, para aprovecharlas al máximo debemos procesarlas de manera adecuada, y en eso nos ayudará una buena licuadora, en la que podremos elaborar cremas naturales con la consistencia precisa y la justa mezcla de ingredientes.

Leche de limpieza de frutillas y aceite de almendras

Se necesitan: 3 frutillas y 5 cucharadas de aceite de almendras.

Las frutillas poseen propiedades antioxidantes, gracias a su contenido de vitamina E, por lo que ayudan a combatir los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro de la piel. El aceite de almendras, por su parte, tiene propiedades antiinflamatorias.

Para aprovechar estas bondades, se ponen 3 frutillas grandes y 5 cucharadas de aceite de almendras en la licuadora Oster en velocidad 1. Cuando las frutillas estén trituradas, se debe ir paulatinamente subiendo la velocidad hasta lograr una crema suave y homogénea.

Puedes aplicarte esta crema por las noches con una
mota de algodón, para limpiar la piel del rostro y el cuello.

Crema exfoliante de harina de maíz y miel

Se necesitan: 1 cucharada de harina de maíz y 1 cucharada de miel.

La miel es un poderoso antibacteriano que ayudará a evitar las espinillas y puntos negros que se producen cuando se obstruyen los poros de la piel. La harina de maíz ayuda a dar a esta crema una consistencia granulosa, ideal para exfoliar la piel, quitando células muertas e impurezas.

Se mezcla suavemente en la licuadora Oster 1 cucharada de harina de maíz y 1 cucharada de miel. Es muy importante mezclar en velocidad 1 ó 2, porque la crema debe quedar granulosa, sin licuar.

Aplica esta preparación en el rostro masajeando suavemente, y luego retira con agua tibia.