BIC desafía a comprobar calidad y seguridad de sus encendedores

222Informar a los consumidores acerca de cómo pueden reconocer un encendedor seguro es el principal objetivo de la campaña comunicacional “Con el fuego no se juega”, que lanzó BIC en Chile.

La campaña responde a la presencia en el mercado local de encendedores fabricados en China y otros países asiáticos que no cumplen con las exigencias de seguridad de la norma chilena NCh 2539.

“Los encendedores no certificados pueden generar incendios por autocombustión o causar quemaduras por una altura excesiva de la llama. También pueden explotar. Es un riesgo tanto para los usuarios como para los comerciantes que venden este tipo de productos, que son ilegales”, dice el gerente general de BIC Chile S.A., Vincent Parachini, quien destaca que los encendedores BIC están certificados con la norma NCh 2539.

Altura de llama y resistencia a caídas y altas temperaturas

La campaña, difundida tanto en redes sociales (https://www.facebook.com/mundobicchile) como en medios masivos, apunta a que tanto los usuarios como los comerciantes se fijen en que el encendedor tenga un sello que diga explícitamente que el producto está certificado bajo la norma chilena de seguridad NCh 2539. Este certificado garantiza la calidad y legalidad del encendedor.

Pero eso no es todo. Hay otros mecanismos para verificar si un encendedor es seguro o no.

1: Altura de la llama: la norma exige que la altura de la llama no debe sobrepasar los 12 cm al ser manipulados por el consumidor (la altura de la llama de los encendedores BIC no supera los 2,5 cm).

2: Test de caída: según la norma chilena, los encendedores certificados deben resistir caídas de hasta 1,5 metros (los encendedores BIC resisten caídas de hasta 3 metros).

3: Resistencia a temperatura: la norma dice que los encendedores certificados deben resistir temperaturas de hasta 65º Celcius durante 4 horas (los encendedores BIC resisten hasta 75º Celcius, durante 8 horas).

4: Estabilidad de llama: la norma chilena señala que la llama debe ser estable, en todo momento (debido a que los encendedores BIC son elaborados con gas isobutano puro, la llama es inodora y la altura es estable todo el tiempo).

El desafío BIC

En BIC están tan convencidos de la calidad de sus encendedores, que hacen un llamado a que usuarios y comerciantes pongan a prueba sus productos. Y también a que la competencia haga lo mismo.

“Nuestro compromiso con la calidad es tan fuerte, que cada encendedor BIC es analizado individualmente y sometido a más de 50 pruebas de seguridad en nuestras fábricas”, explica Parachini.

El ejecutivo destaca que diariamente fabrican más de 4 millones de unidades de encendedores BIC, los cuales se venden en más de 160 países. “Con 40 años de trayectoria en el mercado, BIC es la marca número 1 en el mundo en encendedores. Por esto, tenemos confianza en que nuestro producto es el más seguro del mercado”, asegura.