Big Data: cómo y por qué aprovecharlo

Emiliano Dato, Directo de Prácticas Softtek Argentina

Las soluciones de Big Data son las responsables de convertir a los datos de múltiples fuentes en información útil para la toma de decisiones. En un contexto como el actual, en el que se ha reducido el costo de los equipos y han aparecieron propuestas para contratar servicios relacionados en la nube, sumados al incremento de las capacidades computacionales y al desarrollo de distintas propuestas de inteligencia artificial (IA), las organizaciones hoy pueden recopilar, almacenar, clasificar y analizar un volumen impresionante de datos, tanto estructurados como no estructurados en tiempo real.

Si consideramos todos los datos que se ya se obtienen gracias a la Internet de las Cosas (IoT) y al hecho de que los usuarios realizan cada vez más acciones en plataformas digitales que registran muchísimos datos acerca de su perfil y comportamiento, es sencillo predecir que es inmenso el potencial que tiene el Big Data para los negocios.

Actualmente hay soluciones que están muy maduras e incluso hay casos de éxito muy interesantes. Sin embargo, también es cierto que hay muchas organizaciones que aún no han descubierto las ventajas que pueden obtener de las distintas soluciones basadas en esta tecnología. En este sentido, según McKinsey, la mayoría de las compañías está aprovechando no más del 30% del valor potencial de toda esa información.

Pero implementar este tipo de propuestas sobre los procesos empresariales ya existentes no basta. Las compañías deben incluir la analítica, desplegar procesos que soporten el nuevo enfoque y disponer tanto de infraestructura como de personal experto. En este sentido, Forrester Research indica que es crucial que las firmas sepan cómo agregar valor al negocio a partir de esa información. Vale remarcar que hay suites de soluciones que permiten optimizar los procesos de negocio y los distintos departamentos de cualquier organización sacándole provecho a los datos para tomar decisiones precisas y en tiempo real.

Los más dinámicos
Como muchas de las propuestas de Big Data se ofrecen como servicio, basadas en la Nube, no hay motivos por los cuales las firmas de cualquier tamaño o sector se pierdan la oportunidad de aprovechar este recurso.

En la actualidad, los sectores de servicios financieros y telecomunicaciones son los que más la están aprovechando. Las empresas de petróleo y gas también utilizan los datos para saber dónde intensificar sus esfuerzos de exploración mientras que el retail los usan para conocer mejor el comportamiento de los consumidores, a fin de fidelizarlos con estrategias más efectivas, y el agro logra mejorar la calidad de los alimentos que produce y obtener información de las condiciones climáticas, el estado del suelo y los cultivos plantados. Todo esto en sintonía con el ahorro de costos, tiempos y cuidado del medio ambiente.

En Argentina, los bancos y las empresas de telefonía móvil son los sectores pioneros en el uso de técnicas de Big Data. Los primeros las emplean para conocer los hábitos de consumo de sus clientes: esto les permite enfocar mejor la venta de paquetes. Las compañías de telefonía celular, por su parte, las aplican para optimizar su infraestructura y servicios, conocer dónde se mueven sus clientes y evitar fraudes.

Y en este sentido no hay tiempo para quedarse atrás: este tipo de soluciones ya se están utilizando en el marco de las industrias 4.0 para aumentar la eficiencia energética, agilizar la gestión de los equipos y crear flujos de trabajo empresariales más fluidos.

Definitivamente, las organizaciones que deseen diferenciarse y estar a la vanguardia en la nueva era de los grandes volúmenes de datos, no pueden dejar de tener una estrategia para hacer que ese torrente de información potencie sus decisiones.