Calefactores Bionaire: abrigados en inviernos

Cuando bajan las temperaturas, los calefactores eléctricos portátiles son un modo sencillo para aportar un agradable calor y comodidad a cualquier rincón de la casa u oficina que necesite calefacción adicional.

Los calefactores portátiles, seguros y con estilo, también ayudan a ahorrar en las cuentas de la luz. El consejo es ubicarlo en lugares estratégicos, que permitan mantener el calor y reforzar la calefacción central de la casa o departamento. “Lo ideal es colocarlos en las habitaciones principales, de modo que pueda bajar el termostato, o utilizarlos para aportar calor extra a una oficina, un dormitorio aislado o incluso en porches cerrados”, señaló Carolina Riquelme, Encargada de Marketing de Bionaire.

En el mercado existen calefactores portátiles que se presentan en una gran variedad de diseños, tamaños y tecnologías, siendo los eléctricos los únicos que entregan un “calor limpio”, libre de contaminación intradomiciliaria.

Algunos consejos acerca de calefactores portátiles: ¿en qué momento necesitamos uno?  

– Para calentar solo las habitaciones principales y encender la calefacción para toda la  casa.

– Para calentar la casa de forma específica durante las olas de frío para ahorrar energía.

– Para habitaciones aisladas que no tengan una calefacción adecuada.

– Para habitaciones donde haya corrientes de aire o porches cerrados.

– Para calentar zonas concretas y que toda la casa u oficina se mantenga agradable y cálida.

– Para que todos los miembros de la familia puedan ajustar la temperatura según sus preferencias.  

Calefactor chimenea modelo BEF6500

-2 ajustes de temperatura 1000 W / 2500 W.

-Control remoto / Panel LED.

-Alcanza Tº de 30ºC.

-Intensidad de llama ajustable.

-Protección anticalentamiento.

-Para montar en el piso o pared

-Diseño moderno y panel plano, maximizando el espacio, maximizando el espacio en el hogar/oficina.

-Opción para ventilador.

-Precio de referencia:

$ 139.990.-