Chery busca romper los prejuicios de la industria automotriz con un inédito estudio de mercado

222El pasado 26 de Abril, en las inmediaciones de Plaza Perú, en la comuna de Las Condes, Chery Motors realizó un interesante y particular experimento, que buscaba revelar y dar a conocer cómo los consumidores nacionales perciben un producto en función del conociminto o desconocimiento de la marca.

Con el apoyo de GFK-Adimark, la marca de pasajeros más exitosa de su origen, se propuso la tarea de realizar un estudio cuantitativo presencial segmentado a hombres y mujeres con edades de 20 años o más, de estratos socioeconómicos C1 y C2. Para ello, se propuso captar a aproximadamente 150 personas que trabajaran en el sector de Isidora Goyenechea y que estuviesen dispuestas a probar el nuevo modelo de la marca. Sin embargo, el nuevo modelo de la marca no contaba con ningún logo visible ni distitivo que lo indentificara como un modelo Chery. Con esto, la marca pretendía poner en evidencia cómo el público chileno arrastra prejuicios según el origen de los productos, y cómo estos prejuicios caen cuando no se tiene noción de qué marca es la que se está probando. El resultado de las 146 encuestas evidenció precisamente eso, además de mostrar un conocimiento y posicionamiento muy favorable de la marca Chery.

“Queríamos saber la opinión de nuestros consumidores. Es por esto que nos atrevimos a salir a la calle, tapar los logos que tenían la marca y hacer que hombres y mujeres vivieran la experiencia Chery, sin los prejuicios que acarrean las marcas chinas. Somos la primera marca en hacer un experimento de este tipo, que tenía sus riesgos, pero nos atrevimos porque confiamos plenamente en la calidad y performance de nuestro modelo. Queríamos saber qué pensaban del Grand Tiggo, y los resultados fueron sumamente satisfactorios” menciona Hugo Castro, Gerente General de Chery.

Una vez realizadas la pruebas y las encuestas a cada uno de los participantes, GFK-Adimark entregó variadas conclusiones, que además entregan un importante insigth con respecto a cómo el consumidor chileno se relaciona con marcas nuevas o menos tradicionales. Entre las conclusiones más destacadas, se ve que las mujeres son mucho más desprejuiciadas que los hombres, al entregar una evaluación promedio con nota 6,5 al vehículo que probaron. En términos generales, un 74% de los encuestados evaluó el modelo probado con una nota buena o muy buena, vale decir, nota 6 o 7 en una escala de 1 a 7. Con relación al origen de la marca, un 63% determinó que era norteamericano, coreano, japonés o europeo, siendo las marcas Ford, Hyundai, Kia y Subaru las que mayores preferencias sumaron. Por último un 47,9% señaló que compraría el modelo con seguridad.