Chilenos comieron 3,6 kilos menos de carne durante 2009