Chilenos sobresalen en el consumo de lácteos

ACTUALIDADDe acuerdo a un reporte de Nielsen, el 2015 aparece como un año alentador para Latinoamérica, que muestra un crecimiento del 0.6%, enmarcado en un global de 3.1%. ¿Cómo percibe el consumidor el entorno macroeconómico? Parece necesario bajar las expectativas económicas y ser menos confiado en el mercado. Así se refleja en el índice de confianza al consumidor que bajó 7 puntos con respecto al 2014 en LatAm.

En Chile, el 47% de las personas consideran que su país está en recesión y planean distintas estrategias para sortear la sensación de “crisis”. Entre las acciones elegidas aparecen reducir el entretenimiento fuera del hogar, gastar menos plata en ropa nueva, ahorrar en gas, electricidad y telefonía, migrar a marcas más económicas en productos de consumo masivo y en función de esto último, las marcas propias aparecen como una buena alternativa a las marcas de fabricantes para el 75% de los consumidores. Sin embargo, existen ciertos productos donde la calidad es importante y vale la pena pagar más dinero. Algunos de los elegidos son la carne y el pescado fresco, el shampoo, la leche, el desodorante y los limpiadores.

¿Cómo cambia el consumo?

Según las tendencias alimenticias, el 59% de los chilenos creen tener sobrepeso y están tratando de perderlo. El 71% cambia las dietas para bajar de peso y el 55% confía en hacer ejercicio. Al momento de ingerir alimentos, el 48% elige comer porciones más pequeñas y el 37% consume alimentos menos procesados y más sanos.

Dentro de los lácteos, la tendencia hacia la vida saludable se hace evidente al analizar el comportamiento al momento de elegir productos: el consumo de las versiones “light” en leches saborizadas y yogurt, reemplazó a los productos regulares. Por otro lado, la leche en polvo muestra menores consumos en Chile, pero también en varios países como Colombia, México, Argentina y Brasil; así como los postres fabricados con productos lácteos.

Chile se destaca por ser, junto a Brasil, el país de LatAm donde hay mayor consumo de leche siendo las semi-descremadas las que impulsan la categoría. En la región, el consumo de yogurt decrece, mientras que el de quesos se acelera con crecimiento en los precios. Chile aparece como el país dentro de la región con menor consumo de fórmula infantil, mientras que Argentina lidera el consumo de este producto.