Comercio, Construcción y Transporte explican crecimiento del empleo en 12 meses

Las cifras de empleo dadas a conocer para el trimestre móvil terminado en abril indican

que la ocupación creció en 1,7% en 12 meses, por sobre lo observado en el trimestre

móvil terminado en marzo (1,5%) y en febrero (1,3%).

El número de nuevos empleos creados ascendió a 132 en 12 meses, superando también el

desempeño del primer trimestre (122 mil). El empleo asalariado creció en 2,4%,

marginalmente por sobre el registro de marzo (2,3%). La tasa de desocupación fue de

6,4%, levemente inferior a la registrada en igual período del año anterior (6,5%).

La reactivación del empleo en el margen resulta sorprendente ante la fase de

desaceleración que atraviesa el ciclo económico en Chile. Sin embargo, los indicadores

económicos para el mes de abril muestran un resultado mejorado respecto de los dos

meses previos, de modo que el leve repunte en la creación de empleos en abril es

consistente con el avance esperado en la actividad. Nuestras estimaciones apuntan a un

crecimiento de aproximadamente 4,5% en el Imacec de abril, en lugar del 3,2% promedio

de los dos meses previos.

En todo caso, el análisis detallado de los antecedentes de empleo revela que esta

reactivación se debe fundamentalmente a la mayor generación de ocupación en dos o tres

sectores muy intensivos en mano de obra, como son el comercio, la construcción y el

transporte. Estos tres sectores en conjunto crearon 164 mil nuevos empleos en el período,

en tanto que en el resto de las actividades económicas hay un claro proceso de

desaceleración en las contrataciones, dando lugar a una disminución de 32 mil empleos

respecto de igual período de 2012. La industria, en particular, recortó 41 mil ocupaciones

en el período en análisis, mientras la minería detuvo por completo su anterior proceso de

creación de empleos.

En resumen, la economía chilena muestra aún una satisfactoria capacidad para crear

nuevos empleos y mantener bajas tasas de desocupación, aunque parece preocupante la

fuerte concentración en dos o tres actividades específicas. Estas actividades están en un

proceso de graduar las expansiones de PIB observadas en 2012, lo cual estimamos que se

manifestará en los índices de empleo en los próximos trimestres.