Cómo ahorrar agua y energía con tu lavadora

Muchas veces nos preguntamos cómo aportar al medioambiente desde el hogar, desde lo cotidiano. Es posible ahorrar luz y agua a la hora del lavado si prefieres tecnología 2.0. Podemos ahorrar mucho si hacemos un consumo responsable con nuestra lavadora, y de hecho la clave está en tener mucha claridad sobre cómo funciona. Acá te dejamos 5 consejos de expertos de Miele para el consumidor sustentable:

  1. Fíjate en los programas de la lavadora. Es importante que tenga distintos programas de lavado, a partir de distintos tejidos, como lana, algodón o tejidos delicados, y que además permita regular la temperatura.
  2. Debe contar con etiqueta de eficencia energética: Si es así verás que tiene una escala que va desde letra A hasta la G. Solo las que son de clase de eficiencia energética  A++  y A+++ son las más eficientes con una menor emisión de CO2 a la atmósfera. La clase A+++ supone un ahorro energético de hasta el 50%.
  3. El filtro de la lavadora debe estar muy limpio, ya que muchas veces con el tiempo se ensucia, se llena de restos de lo que se ha lavado y acaba por obstruir la lavadora, y su funcionamiento provocando el que gaste un mayor consumo.
  4. Dosifica el detergente. Si echas demasiado, lo único que consigues es hacer mucha espuma y que obliga a que el motor tenga que trabajar mucho más y sobretodo que se contamine en el medio ambiente.
  5. Es mejor el uso de detergentes líquidos, porque son concentrados lo que significa que tienes que usar menos en cada lavada.

Y si se trata de últimos lanzamientos, Las lavadoras W1 con TwinDos de Miele cumplen con todos estos requisitos. Cuenta con un revolucionario sistema de dosificación de dos fases que determina la mezcla perfecta de los detergentes líquidos de la marca UltraPhase 1 y UltraPhase 2. En 2016 este sistema fue premiado como el mejor del mercado, tanto para ropa blanca como de color por el famoso Instituto Hohenstein de Alemania (Lo certifica en sus análisis.* N.º de comprobación HL 13.2.10991 – www.hohenstein.com).

La dosificación de los detergentes se realiza en los tres modelos disponibles de lavadoras W1 con TwinDos (dos de 8kg y una, la prestige, de 9kg). Esto ocurre en el momento óptimo del ciclo de lavado de forma totalmente automática, alcanzando un ahorro de hasta un 30% de detergente. Además, el sistema TwinDos de Miele ofrece la posibilidad de rellenar los cartuchos con tu detergente que usas habitualmente. La dosificación se realizará de forma totalmente automática. Con el sistema de dosificación de detergente automático se pueden realizar hasta un máximo de 50 lavados, sin necesidad de reponer detergente, en función del programa de lavado seleccionado.

La innovación tecnológica que caracteriza a la marca ha hecho posible que todas las lavadoras W1 reciban la clasificación A+++ (clasificación que certifica que consumen menos electricidad, tienen mayor ahorro energético y son respetuosas con el medioambiente). Lo mejor de la tecnología W1 con TwinDos es que desarrollan un proceso con óptimos resultados y una rapidez nunca antes alcanzada por un electrodoméstico de este tipo. El modelo prestige de 9kg lava en menos de 60 minutos tu ropa y logra una limpieza  profunda para todo tipo de tejidos.

Ventajas lavadoras W1 Miele:

  • TwinDos: Es un sistema que combina dos tipos de detergentes líquidos y va dosificando según el resultado que se quiera obtener. Ningún otro sistema de detergente líquido ofrece resultados de lavado tan perfectos, en ropa blanca y de color, como el sistema de dos fases de Miele.
  • CapDosing: Cápsulas con sofisticados detergentes que prometen resultados espectaculares en tejidos especiales tales como seda, lana y ropa deportiva o outdoor.
  • PowerWash: Es un sofisticado sistema de circulación del agua durante el lavado que permite un completo aprovechamiento del poder de limpieza del detergente, lo que se traduce en un incremento de un 10% en la eficiencia de lavado. ( menor tiempo de la ropa en la lavadora)
  • SoftSteam: Al seleccionar la opción “Alisar extra”, el tambor se calienta al finalizar el centrifugado. La carga de ropa queda suelta, no se arruga y el planchado posterior es mucho más sencillo y rápido. (modelo de 9kg)