Cómo aprovechar el Cyber Monday sin perder ofertas ni la paciencia

Como ya se ha hecho habitual, y continuando con la costumbre estadounidense de realizar extraordinarios ofertones post “Día de Acción de Gracias” (cuarto jueves de noviembre), nuestro país se ha sumado a esta avalancha comercial, principalmente entregada por retailers y tiendas online.

Pese a las buenas intenciones, al parecer no todas las tiendas y empresas chilenas han hecho una evaluación a conciencia o no han sabido estimar el incremento de la demanda que este día produce en sus sistemas, lo cual se traduce en problemas que van desde una molesta demora en el proceso de compra hasta el colapso de los sitios web que alojan estas tiendas, con todas las molestias que esto genera para los clientes y, obviamente, para las empresas que pierden un importante canal de ventas justo en el día de mayor tráfico y visibilidad en el año.

Anticipándonos a esta fiebre del consumo, Sergio Rademacher gerente Regional de Cloud Computing y DataCenter de SONDA, nos entrega algunos consejos para que los usuarios puedan aprovechar estas grandes ofertas, evitando los malos ratos que pueden estropear por completo la “experiencia de compra”:

  1. Comprar primero en aquellos sitios que son prioridad. Si las demoras son excesivas,  mejor comprar  el sitio con la segunda prioridad que ojalá se encuentre preparado para encarar la sobredemanda. Luego intentar más tarde con el primero.
  2. Entrar a los sitios en las primeras horas del día. De esta manera evitará los peaks que puede enfrentar el sitio, con las consiguientes “caídas” del mismo.
  3. Hacer las compras desde su computador personal, y no desde equipos públicos, puesto que los riesgos de fraude (recolección de claves) son más probables en computadores a los que acceden múltiples usuarios.
  4. Proteja y revise su computador en búsqueda de malwares, actualizando a la vez el anti-virus, malwares que de existir al momento de la compra, podrían retransmitir sus datos a fuentes no confiables.
  5. Utilizar puntos de acceso WiFi (hotspots) conocidos o bien utilizar accesos VPN sobre ellas. No es el mejor momento para probar puntos de acceso desconocidos en los cuales el tráfico de sus datos podría verse vulnerado.
  6. Elegir las tiendas online que cuenten con comunicaciones seguras, verificando que exista un candado “cerrado” en la parte superior izquierda de la URL (espacio en que aparece la dirección del sitio) al momento de la transacción.
  7. Leer la política de devoluciones y garantías para no llevarse una sorpresa después de la compra.
  8. Calcular y entender claramente los costos asociados al envío (shipping) del producto comprado. Hay que asegurarse si estos costos están o no incluidos en el precio final.
  9. No hacer clic sobre ofertas que llegan vía email que conducen a sitios de compra, por atractivas que ellas parezcan. Muchas veces esos sitios son montajes falsos para acceder a datos y claves del usuario. Es preferible digitar la dirección web directamente en el navegador.
  10. Buscar ofertas en las cuentas oficiales de las redes sociales de empresas que estén participando del evento. Esto, pues muchas empresas realizan ofertas en tiempo real y hasta agotar stock.
  11. Revisar bien las ofertas que se ven increíblemente atractivas. Ha pasado que retailers han puesto productos excesivamente “baratos” en venta online por error,  con el consiguiente problema postventa para el cliente.
  12. Conservar el comprobante de sus transacciones y revisar los estados de sus cuentas.
  13. Finalmente, y aunque parezca lo más obvio, comprobar que usted cuenta con el código de seguridad de su tarjeta de crédito (de tres dígitos, ubicado al reverso de ésta). Ha pasado que con el uso de la tarjeta estos se borran, quedando ilegibles cuando se les requiere.