Cómo promover un envejecimiento activo del adulto mayor

Co-workers in front of computerOctubre es el mes del adulto mayor y según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esperanza de vida en nuestro país se incrementó un 10%, para las mujeres, y un 7%, en el caso de los hombres. Así, las mujeres tienen actualmente una esperanza de vida de 83 años, mientras que los hombres, de 76. En este marco, es fundamental cuidar su salud y bienestar, prestando atención a recomendaciones de alimentación y a políticas de reinserción que apuntan a su mejorar su calidad de vida.

Alimentarse correctamente para prevenir enfermedades

La salud del adulto mayor recae principalmente en una buena alimentación para prevenir enfermedades y mantener su sistema inmune. Carnes blancas, lácteos, frutas y verduras son fundamentales en el día a día, además deben tener cuidado con el consumo de azúcares, sal, carnes rojas, lácteos enteros, frituras y alimentos muy procesados. Así lo indica la nutricionista de Megasalud, Sara Parra, quien argumenta que en esta etapa, producto del envejecimiento, “las personas comienzan a perder fortaleza dental, la función de sus papilas gustativas, empiezan a sufrir pérdida del apetito, bajan la capacidad de absorber nutrientes, existe debilidad muscular e hipertensión arterial, entre otras consecuencias del deterioro normal que se sufre con el tiempo”.

Participación e integración laboral

El impacto que puede generar en un adulto mayor el hecho de quedar sin trabajo es muy distinto al de una persona que aún se encuentra dentro del rango de edad anterior a la jubilación, por lo que recuperar la confianza y reinsertarlos al mercado laboral resulta muy importante.

Con el objetivo de prolongar la vida laboral del adulto mayor, la empresa de Recursos Humanos Adecco, se encuentra desarrollando un programa de empleabilidad para la tercera edad. “A través de esta iniciativa buscamos reinsertar al mercado laboral a pensionados que buscan nuevas oportunidades de trabajo, lo cual los ayuda a mantenerse activos y a mejorar su calidad de vida, contribuyendo con su experiencia”, afirma Suyin Palma, Jefa de Selección de Adecco.

Otra de las alternativas para fortalecer la inclusión de los adultos mayores, la constituyen las cajas de compensación, puesto que promueven un envejecimiento activo de la población. Así lo explica Nicolás Starck, Gerente de Bienestar Social de Caja 18, “con el propósito de incentivar las alternativas de recreación de la población mayor del país, durante todo el año -y a módicos precios que no sobrepasan los $1.500 pesos-  los pensionados de la caja y también quienes asistan como acompañantes, pueden acceder a actividades como bingos, talleres de teatro, gimnasia, baile entretenido e incluso, celebrar sus cumpleaños, logrando así disfrutar de diversas instancias recreativas desarrolladas especialmente para su bienestar”.