Consejos de Bridgestone para las vacaciones de verano

Bridgestone, compañía líder en neumáticos y fuertemente comprometida con la Responsabilidad Social Empresaria, brinda consejos útiles para salir a la ruta en verano.

El sol y las altas temperaturas hacen que las condiciones para manejar sean muy distintas. Además, a esto se suma que es época de vacaciones y muchas personas escogen salir en su auto.

Recomendaciones técnicas

Al viajar en auto, es importante realizar un mantenimiento preventivo del vehículo: es vital el control de los componentes de la suspensión, frenos y neumáticos.

Antes de salir, debemos recordar que es obligatorio tener matafuegos y balizas portátiles en el vehículo. Recomendamos también llevar un botiquín de primeros auxilios en caso de llegar a necesitarlo.

Lentes de sol

A la hora de salir a la ruta, es importante no olvidar los lentes de sol. Conducir con el sol de frente no sólo resulta incómodo sino peligroso: los ojos no logran visualizar bien el camino y eso puede ocasionar un accidente. Por eso, en épocas de verano, un buen par de lentes de sol es el aliado de todo conductor: permite que descanse la vista, que advierta los peligros del camino y que la conducción se desarrolle normalmente.

Lluvias de verano

Las lluvias son una de las principales causas de accidentes en esta época del año, es por esto que hay que tener en cuenta algunas cuestiones tales como: mantener distancia prudencial, evitar maniobras bruscas,  seguir las huellas del vehículo que precede y no pisar el freno.

Además, es importante considerar que se tardará más tiempo en llegar a destino. Es aconsejable reducir la velocidad y recordar que las distancias de frenado y la capacidad de maniobra se ven afectadas.

El aire acondicionado

Es importante tener en cuenta que, durante el viaje, hay que escoger la función “entrada de aire externa” y no la “recirculación de aire”, ya que al utilizar esta última se estará respirando el aire viciado ya respirado, lo cual potenciará el estado de somnolencia o provocará el sueño por falta de oxígeno.

La arena

Para manejar una 4×4 sobre la arena la regla básica es bajar la presión de los neumáticos, lo ideal es entre 14 bar y 18 bar en función del peso del vehículo. Esto permitirá aumentar la superficie de apoyo del neumático y por consiguiente disminuir la presión.

Además, el número de revoluciones del motor debe estar por encima de las revoluciones del torque máximo aproximadamente 2500 y 2800 rpm ya que, si en algún momento se frena el vehículo, el motor se puede recuperar.

Una vez terminada la travesía, es importante volver a inflar los neumáticos a la presión requerida por el fabricante.