Consumo y tecnología para el 2012: ¿estilo de vida digital o el regreso a la calma?