Crystal Lagoons Inaugura en Perú Primer Resort de Súper Lujo con Laguna Cristalina

La inauguración del primer resort de súper lujo con laguna cristalina en Perú anunciaron las firmas Crystal Lagoons e Inversiones Tenerife, compañía propiedad de la familia Musiris. “La Jolla” es un megaproyecto con laguna cristalina de 5,5 hectáreas y una inversión asociada de US$160 millones, que se ubica en la exclusiva localidad de Asia del Mar, a 100 kilómetros al sur de Lima.

Emplazado en un paisaje privilegiado y de gran conectividad, “La Jolla” es reflejo de máxima sofisticación y lujo. De hecho, el ingreso de sus propietarios para la compra de terrenos y departamentos está sujeta a la aprobación de una junta calificadora.

El desarrollo de segunda vivienda, que cuenta con el sello exclusivo del renombrado arquitecto peruano, Bernardo Fort-Brescia, Director y Fundador de la firma de arquitectura estadounidense Arquitectonica, completará 550 departamentos y sitios de 300 m2 en los próximos meses con precios que partieron desde US $180.000 y que actualmente alcanzan los US $400.000, sobre duplicando el valor de las viviendas de manera inédita.

La laguna cristalina navegable es desarrollada por Crystal Lagoons y en ella es posible realizar todo tipo de actividades náuticas en un ambiente seguro y controlado. El complejo también cuenta con restaurantes, pub, wetbar, cafetería, gimnasio, spa, ciclovías, 9 canchas de tenis, cancha de futbolito y área de servicios con supermercado y farmacia. Además, pensando en los más pequeños, tiene tres zonas de juegos para niños y una cafetería especial para ellos con heladería, chocolatería y salas de videos.

“Esta laguna ha sido un tremendo éxito en venta y plusvalía, marcando un hito dentro de los resorts de súper lujo a nivel mundial. Es un concepto innovador y una ventaja competitiva tan potente que estamos convencidos causará una revolución en el mercado inmobiliario”, destaca Felipe Pascual, director comercial de Crystal Lagoons.

“Existe una gran demanda por productos de lujo en esta zona peruana, donde no se han hecho inversiones relevantes en la última década”, sostiene Javier Musiris, desarrollador e inversionista del proyecto.