Demanda por agua embotellada en oficinas creció en un 60%

Las altas temperaturas llegaron para quedarse, haciendo que las jornadas laborales sean un poco más difíciles de llevar, afectando la productividad. Es así como los chilenos buscan diferentes fuentes de hidratación con el fin de refrescarse y escapar del calor.

El mercado nacional ofrece distintas alternativas entre aguas, jugos y bebidas carbonatadas. Durante la última década, éstas últimas han sido las estrellas en venta, siendo las preferidas de los consumidores. Sin embargo, sólo en 2015 la industria de agua embotellada creció un 8%, según el último estudio de Euromonitor International. Éste, también arrojó que los chilenos pasaron de beber 17 litros al año en 2010 a 26 litros en 2015.

Este crecimiento se puede atribuir a la explosiva tendencia por las prácticas para llevar una vida saludable. Los chilenos hoy están más informados y tienen mayor conciencia que el agua es la fuente de hidratación más correcta y natural.

El agua en el trabajo

Dimerc, empresa dedicada a la distribución y abastecimiento de productos de oficina, ha visto un fuerte aumento en la demanda de aguas por parte de sus clientes. “El concepto de vida sana, sumado a las altas temperaturas han influido en las ventas de agua embotellada, presentando un aumento de 60% durante los últimos años”, dice Rodrigo León, Subgerente de Cafetería, Aseo y Horeca de Dimerc. El ejecutivo agrega que “hemos notado un aumento considerable durante los últimos cuatro años, en el que el consumo per cápita era de 21 litros en 2012, pasando a 36 litros durante 2016.

La tendencia a lo saludable ha influido también en la venta de otras categorías de productos. El ejecutivo agrega “podemos ver que las líneas de néctares y bebidas azucaradas han presentado crecimientos más lentos comparado a la categoría de aguas. Al analizar los últimos cinco años, el crecimiento compuesto de la categoría aguas ha sido tres veces más altos que el de las bebidas carbonatadas”.

“Hoy, las oficinas están optando por el agua purificada, destacando su consumo en formato de botellas individuales de 500-600 ml.”, concluye el Subgerente de Cafetería, Aseo y Horeca de Dimerc.