Día de los Enamorados: El poder del chocolate

Soledad  MckayDurante muchos años, la gente ha relacionado el Día de los Enamorados con el chocolate, que se ha convertido en el regalo por excelencia para celebrar el Día de San Valentín.

Sin embargo, regalar chocolate no es simplemente una casualidad o una tradición. Científicamente, se ha demostrado que existe una relación muy directa entre el amor y el chocolate, porque éste tiene un poder seductor.

Esto se debe a razones fisiológicas y neurológicas. El área del cerebro que se relaciona con los sabores dulces es exactamente el mismo donde surgen los sentimientos del amor. A diferencia de lo que muchos creen, es en el cerebro, y no en el corazón, donde las personas se enamoran.

Cuando nos enamoramos, los niveles de una sustancia producida en el cerebro llamada feniletilamina –qué también está presente en el chocolate- aumentan. Al consumirlo nos ayuda a mantener alta la cantidad de este elemento, estimulando la “química del amor”.

Sin embargo, éste no trabaja solo. Otra  de las sustancias que se libera mediante su acción es la dopamina, que se desencadena al consumir azúcar.  Ella es la responsable del gusto, la seducción y el placer,  lo que ayuda a explicar por qué siempre anhelamos tanto estos sabores, especialmente si se trata  de  chocolate.

Estas ideas han sido reforzadas gracias a un reciente estudio de la Universidad de Purdue, en el que académicos estadounidenses demostraron que comer algo dulce puede aumentar el nivel de atracción que se siente por una posible pareja.

En definitiva, el chocolate puede ser un buen aliado para celebrar el próximo 14 de Febrero.

Soledad Mckay, Gerenta de La Fête