Eco Balcones: Césped Natural vs Pasto Sintético

Eco Balcones, empresa dedicada a la instalación de áreas verdes naturales en balcones de edificios, techos y espacios comunes de empresas y edificios, destaca las múltiples ventajas del pasto natura sobre el pasto sintético.

Actualmente muchas personas se inclinan por la opción artificial sin saber que ya es posible instalar pasto natural en el lugar que más deseen, generando áreas verdes con variados beneficios para quienes circulan en su entorno.

“Hoy podemos decir con seguridad que el producto natural es en todas sus condiciones superior al artificial, es por esta razón que Eco Balcones no toma requerimientos de pasto sintético. Además, tenemos un compromiso con el medio ambiente que no tranzamos”, afirmó Carolina Urrutia, CEO de Eco Balcones.

A continuación un cuadro comparativo de pasto natural vs pasto sintético:

Pasto Natural

Pasto Sintético

Necesita agua para mantenerse saludable, sin embargo   los beneficios resultantes al medio ambiente superan ampliamente esos costos. 

El césped natural al contrario, consume CO2   y produce O2 a cada momento, durante todos los años de su ciclo de   vida.

 

En el césped natural, todos los restos orgánicos se   incorporan al suelo y son descompuestos por los microorganismos del suelo.

 

Requiere mantenimiento en cuanto al corte del césped que se   realiza cada mes y limpieza de desechos sólidos de animales.

 

El césped natural se regenera mediante la propia   capacidad de reproducción vegetativa de las plantas. En caso necesario, una   sencilla resiembra o tepeado una vez al año, vuelve a proporcionar un césped   hermoso, tupido y agradable.

 

Un césped natural con un mantenimiento adecuado es   eterno.

 

Produce aromas naturales agradables.

 

Genera de O2,  mejora la retención o biodegradación   de los compuestos orgánicos sintéticos y reduce los gases de efecto   invernadero.

 

Caerse o revolcarse en un césped natural es un   placer. Además, el césped natural proporciona una superficie flexible en   giros bruscos, amortiguando los estiramientos violentos de músculos y   ligamentos.

 

En las mismas condiciones, un césped natural nunca   supera los26ºC  proporcionando frescura y bienestar.

Por lo tanto, es un excelente disipador del calor urbano y   estabilizador de la temperatura.

 

En resumen los beneficios del césped natural frente al césped   sintético son los siguientes:

 

– Generación de oxígeno.

– Estabilización del polvo.

– Control de las inundaciones / disminución de escurrimientos.

– Control de la contaminación del aire.

– Mejorada retención o biodegradación de los compuestos   orgánicos sintéticos.

– Reducción de los gases de efecto invernadero.

– Restauración de los suelos con problemas.

– Disipador del calor.

– Disminución del ruido.

– Disminución de los pólenes relacionados con la alergia.

– Prevención de incendios (cortafuegos de césped).

 

Un césped típico (232    m2) convierte el suficiente dióxido de   carbono de la atmósfera para brindar oxígeno adecuado a una familia de cuatro   integrantes.

 

Los jardines del frente de ocho casas tienen el efecto refrescante   de alrededor de 70 toneladas de aire acondicionado; el aire acondicionado   promedio de una casa tiene solo una capacidad de tres o cuatro toneladas.

 

Riego (céspedes deportivos)Para que un césped artificial sea jugable y los   jugadores no sufran quemaduras epidérmicas de gravedad, es necesario regarlo   antes de los partidos.

 

Su producción exige el consumo de hidrocarburos   fósiles, y una emisión neta de CO2.

 

Una vez cubierto su ciclo de vida, el césped   artificial es un residuo altamente contaminante cuya eliminación es muy   problemática.

 

El césped artificial requiere mantenimiento   consistente en la

Limpieza cuidadosa; eliminación de restos de comida o   bebida, deposiciones de animales domésticos, chicle y polvo.

 

Requiere reparación de zonas dañadas. Habitualmente   producidas por el tránsito, enganchones con el mobiliario del jardín,   defectuosa colocación de la lámina.

 

El césped artificial utilizado en jardinería, a los 2   – 3 años evidencia un deterioro grave de su aspecto.

 

Este es un producto malsano que con altas   temperaturas ambientales produce un olor desagradable.

 

Contiene metales pesados como aluminio, cadmio,   cromo, cobre, hierro, magnesio, molibdeno, selenio, azufre y zinc.

 

La caída en los céspedes artificiales provocan   quemaduras cutáneas graves, además la frecuencia de lesiones en la actividad   deportiva sobre césped artificial, es muchísimo más alta que sobre césped   natural (ligamentos cruzados o lesiones en metatarso y falanges).

 

La temperatura que alcanza un césped artificial   expuesto al sol en verano en nuestro país puede llegar a los 60º. Un riego   hace descender esta temperatura de forma momentánea hasta los 35º, pero en 10   minutos vuelve a repuntar adquiriendo de nuevo una temperatura por encima de55ºC.