El buen momento que vive la industria de sopas preparadas

Los meses fríos influyen directamente en el consumo de ciertos productos alimenticios por parte de la población. Un buen ejemplo lo son las sopas preparadas.

Esta industria ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años en nuestro país. De acuerdo a cifras de Euromonitor International, la producción de este tipo de productos en el periodo 2007 al 2012 tuvo un incremento del 86,6%, y en el año 2012 el volumen del mercado alcanzó los 45,1 millones de dólares.

Para el futuro, esta tendencia debiera mantenerse. Para el periodo 2012 al 2017 se proyecta un crecimiento del 25% y se estima que el 2017 esta industria tenga un volumen de 56,7 millones de dólares.

Este buen momento de la industria de sopas plantea grandes desafíos a los distintos productores de este tipo de alimentos, como lo señala María Isabel Donghi, Directora de Ingredientes Especiales de Team Foods Chile. “El incremento del consumo de sopas en Chile plantea nuevos desafíos para la industria en cuanto a generación de innovación tanto en sabores como en el aspecto nutricional. Una de las líneas de trabajo más complejas es la disminución de sal, sin perjudicar el buen desempeño en sabor. En cuanto a las grasas utilizadas para la elaboración de este tipo de productos, la tendencia es hacia la eliminación de aquellas de origen animal, favoreciendo las grasas vegetales que presentan un mejor perfil nutricional, pues son libres de colesterol y de grasas trans y bajas en grasas saturadas”, explica.

Un fenómeno que se manifestado con fuerza en el último tiempo entre los consumidores chilenos es el gusto por nuevas variedades de sopas, en una evolución desde los sabores “tradicionales” hacia nuevas combinaciones, ingredientes y texturas.

“Aunque los sabores tradicionales se mantienen como los preferidos por los chilenos, el mercado se ha especializado en líneas del tipo Gourmet o Premium, favoreciendo los sabores e ingredientes auténticos, frescos y locales. Los lípidos aportan a estas preparaciones la homogenización de los sabores y ayudan a lograr el sabor original buscado por el consumidor”, destaca María Isabel Donghi, de Team Foods Chile.

Opinión similar es la que expresa Oscar Matus, Brand Manager de Tresmontes Lucchetti. “La tendencia del consumo vinculada al desarrollo del país, ha llevado a la “premiunización” del consumo. Es decir, cada vez más los clientes están exigiendo productos de mayor valor agregado y están dispuestos a probar nuevas variedades. Es por esto que en Naturezza hemos lanzado nuestra línea Cremas Premium Naturezza. Una línea de productos que destaca por su cremosidad, como recién salidas del mejor restaurant y por tener más trocitos del ingrediente principal, por ejemplo, espárragos y granos de choclo”.

“El segmento de alto valor es el que nos está empujando a crecer en la categoría, porque los consumidores quieren comer más rico y sorprenderse. Aquí es donde ofrecemos la línea Naturezza Premium y la línea Naturezza Sopas Caseras. Estas últimas son productos exclusivos, contundentes, con muchos y ricos ingredientes, que recuerdan esas bondadosas recetas de nuestras abuelas, como la Sopa Casera Naturezza de carbonada, las pantrucas,  pollo con arroz y verduras, entre otros”, agrega Matus.

El factor nutricional

No cabe duda de lo sabrosas que son las sopas, especialmente en esta fría época del año. Sin embargo, es bueno conocer los aspectos nutricionales derivados de su consumo.

La nutricionista y docente de la Universidad Mayor, María José Jara, señala que el consumo de sopas en sobre ayuda a mantener una adecuada hidratación, ya que en invierno la sensación de sed puede disminuir, o el propio frío puede inhibir las ganas de tomar agua y el consumo de sopas puede ser una buena manera de aumentar la ingesta de líquidos. ”Como desventajas del consumo de sopas en sobre están su alto contenido de sodio y grasas, los que son muy nocivos para la salud cuando se consumen por sobre los requerimientos. Si tomamos el sodio como ejemplo, los requerimientos de una persona sana son 2000 mg de sodio al día y una porción (200 ml) de sopa en sobre aportan entre 650 y 800 mg, lo que representa cerca del 38% de los requerimientos diarios”, enfatiza.