El centro de Talca sigue en ruinas y sólo un tercio del comercio logra reabrir