El doble rol de la mujer en el mundo de los negocios

Por Liliana Nasiff, Jefe de relaciones institucionales y comunidad de Bridgestone Argentina

Es una realidad que muchas de las que llevan adelante a su familia tienen cargos de importancia en empresas y toman decisiones estratégicas para el negocio. El acceso de las mujeres al mercado laboral marca un progreso respecto a condiciones previas, al aumentar su autonomía personal y económica.  Asimismo, gracias a su nuevo poder económico, las mujeres se van convirtiendo en públicos target para las empresas y los negocios se están adaptando a los gustos femeninos. Es por eso que las mujeres hoy son protagonistas de varias campañas y acciones de marketing, las empresas comenzaron a hablarles de forma directa sobre sus vidas y sus intereses.

El índice de participación de las mujeres en el mercado de trabajo ha sido creciente en los últimos años. Puede que esta sea la razón de que también hoy protagonicen publicidades y piezas de marketing que las ubican como decisoras y fijadoras de tendencias, más que nunca antes.

Las mujeres pueden aportar otro punto de vista que antes no estaba presente en el ámbito corporativo, aspectos emocionales y racionales que son afines a su ADN. Por ejemplo, temas previamente exclusivos del público masculino como el uso del automóvil y la seguridad vial hoy tienen campañas que le hablan directamente a la mujer y su familia.

Uno de los temas que definitivamente afianzó a la mujer como pilar dentro de la familia y su entorno es todo lo relacionado a la salud. Miles de campañas a nivel mundial les hablan con el objetivo de concientizar y acercar información necesaria para la adquisición de habilidades que les permitan desempeñarse como agentes de cambio y multiplicadoras de mensajes preventivos.

Mientras tanto, el deporte es otro de los pilares donde la mujer se ha vuelto protagonista. Cada vez más las empresas buscan informar que la práctica de una actividad física regular, estable y moderada ayuda a mejorar tanto la salud física como la psicológica, incrementando así la calidad de vida.

Es innegable que en la actualidad la mujer juega un papel primordial en las comunicaciones empresariales, como decisora detrás de un escritorio y como público objetivo en publicidades y campañas.