El retail y la banca suben el indicador de provisiones pero riesgo se mantiene estable