Especialistas explican el beneficio de las “grasas saludables”

Con ocasión de conmemorarse el “Día Mundial de la Alimentación”, cerca de 100 ejecutivos, entre ellos de Soprole, Nestlé, Carozzi, Pepsico, Tresmontes Lucchetti, como también de instituciones como CORFO, Fundación Chile y Chile Alimentos, entre otros, se interiorizaron en las materias más relevantes de interés para la industria de alimentos en el seminario anual organizado por Team Chile, compañía multinacional proveedora de ingredientes especiales para esta industria.

En la ocasión, Andrés Barros, gerente de Alimentos y Biotecnología de Fundación Chile, presentó los resultados del estudio “Chile Saludable” de 2012 que, en base a una segmentación de perfiles psicográficos- y no socioeconómicos, que hoy pierde relevancia ante este problema global- clasifica los hábitos de vida saludable de los chilenos según nivel de motivaciones, preferencias y limitaciones en cinco categorías: Indecisos, con un 19%, Resignados 12%, Esforzados 9,7%, Culposos 32% y Motivados 27%.

La OMS ha declarado la obesidad como pandemia global, denominada “Globesity” superando al tabaquismo. Se calcula que en el año 2015 habrá 700 millones de obesos en el mundo. Y según la Encuesta Nacional de Salud, el 62% de la población chilena tiene sobrepeso y un 25,1% obesidad, una problemática compleja y transversal asociada a la vida moderna, donde el nivel de estrés, el sedentarismo y la televisión son importantes barreras o limitaciones para una vida saludable.

Actualmente, el 80% de las enfermedades crónicas no transmisibles tienen su origen en una mala alimentación. En este contexto, la innovación en la elaboración de productos de acuerdo a cada perfil es el gran desafío y oportunidad para la industria de alimentos.

Las grasas saludables: aliadas en la prevención de la obesidad y la diabetes

El Dr. David Montalvo, miembro de la Sociedad Latinoamericana de Ateroesclerosis y expositor en el seminario de Team “Mejores lípidos, mejor mañana” en relación a la  ateroesclerosis (proceso mediante el cual se van tapando las arterias con colesterol) señaló que “los ácidos grasos omega 3 y 6 tienen un efecto protector cardiovascular, por lo cual es importante incorporarlos en la dieta alimentaria diaria, en el caso del omega 3, idealmente en una proporción de 30% de proteínas de origen animal y 70% vegetal”.

La Dra. Luisa Bohorquez, también expositora internacional en el seminario, explicó que la obesidad es el principal factor de riesgo para la diabetes y que para su prevención la más adecuada es la denominada “dieta mediterránea”, que en relación al consumo de lípidos o grasas considera un 35% de aporte de éstas, idealmente distribuidas en un 7% de grasas saturadas, 10% poliinsaturadas, 20% monoinsaturadas (aceite de oliva) y 0,1% de grasas trans. “Es importante tener presente que los lípidos deben formar parte de la dieta, ya que a través de ella la persona tiene acceso a diferentes tipos de ácidos grasos, los cuales consumidos en su justa medida pueden ser beneficiosos para la salud. Se ha evidenciado que la ingesta de grasas monoinsaturadas mejora la acción de la insulina, por lo que se recomienda su consumo en pacientes diabéticos restringiendo la cantidad de saturados y de grasas trans”.

El alcance de la Ley de Rotulado de Alimentos

La Ley 20.606 sobre Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, aprobada en 2012 luego de siete años de discusión, está próxima a ser implementada una vez que la Contraloría General de la República apruebe el decreto que modificará el Reglamento Sanitario de los Alimentos.

Purificación Pérez, asesora jurídica y técnica de Team, dio a conocer que la normativa establece entre sus aspectos más relevantes la obligación de informar al consumidor, mediante un mensaje en el rótulo, que un producto envasado en particular excede los límites de grasa saturada, calorías, azúcares o sodio. Además, incorpora contenidos didácticos y la práctica de educación física en los establecimientos educacionales. Y se prohíbe, para los alimentos “castigados” el expendio y publicidad dentro de los establecimientos educacionales y el uso de ganchos comerciales.