Estudio del Sernac revela diferencias de casi 74% en el costo total de un crédito de consumo

Diferencias de casi un 74% en el costo total de un crédito de consumo detectó un estudio dado a conocer por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

A modo de ejemplo el informe señala que al solicitar un crédito de consumo de $500 mil a 36 cuotas, un consumidor puede pagar desde un mínimo de $652.212 a un máximo de $1.133.316, esto es, $481.104 de diferencia.

Asimismo, el estudio arrojó que existen diferencias en la Carga Anual Equivalente (CAE) que llegan a casi 46 puntos, por lo que conviene cotizar fijándose en el Costo Total del Crédito y en la CAE.

El sondeo se realizó con antecedentes recopilados entre el 1 y el 21 de noviembre del 2012 sobre la base de simuladores que las entidades financieras tienen en sus páginas.

Asimismo el estudio consideró créditos de consumo de $500 mil, $1 millón y $3 millones a 12, 24 y 36 meses plazo. Se consideraron 15 bancos y 5 cajas de compensación.

En el caso de pedir $1 millón a 36 cuotas, también existe una diferencia de un 73,8%, lo que significa que un consumidor puede acceder a pagar desde un mínimo de $1.303.128 a un máximo de $2.264.364.

En el caso de pedir $3 millones a 36 cuotas, la mayor diferencia llega al 73,7%, con un monto mínimo a pagar de $3.907.656 y un máximo de $6.788.556, es decir, $2.880.900 (o cerca de $3.8 millones más de lo que pidió).

Según el Sernac el Comparador de Productos Financieros es una herramienta informática que les permite a los consumidores, de manera sencilla realizar simulaciones de crédito, facilitándoles la tarea de comparar las distintas opciones.

El organismo indicó que para realizar la simulación, los consumidores deben seguir los siguientes pasos:

1. Elegir el monto del crédito.

2. Seleccionar el intervalo en que se encuentra su sueldo.

3. Escoger el número de meses que considera para pagar el crédito.

4. Marcar la opción si desea la comparación del crédito con seguro o sin seguro de desgravamen.

Una vez realizados los pasos anteriores, los consumidores podrán apreciar de menor a mayor las distintas ofertas que se ofrecen en el mercado.

El Sernac precisó que las comparaciones realizadas a través de esta aplicación, no constituyen una cotización de crédito ni supone la obligación de las empresas respecto de otorgar el crédito que usted consulta, pues su aprobación está sujeta a una evaluación de su capacidad de pago.

Sin embargo, le permite al consumidor conocer las distintas opciones crediticias y en caso de que la entidad financiera no apruebe el crédito, las entidades financieras deberán informarle las razones del rechazo de su solicitud.