Estudio revela que los habitantes de regiones tienen una mayor predisposición al consumo

En busca de nuevas miradas que permitan conocer con mayor profundidad los distintos estilos de vida de los habitantes del país, la consultora Visión Humana presenta el Estudio Chilescopio “Santiago no es Chile”, investigación que entrega información específica respecto a cómo somos los chilenos según la zona en que vivimos, planteando una aproximación regional necesaria en un país donde cerca del 60% de las personas residen fuera del Gran Santiago.

Chilescopio “Santiago no es Chile” es un estudio cuantitativo basado en encuestas presenciales en hogares a 1.539 personas de 15 a 80 años, residentes del Gran Santiago y 13 principales ciudades del país, de los NSE D, C3, C2 y C1; las que se realizaron entre junio y julio de 2013.

Estilo de vida e Intereses en contraste

El Estudio entrega datos reveladores respecto a los intereses personales de los habitantes de cada zona del país. Es así como se distingue que los residentes de regiones se diferencian de los capitalinos por su mayor propensión hacia el cuidado personal, la moda y belleza. Quienes viven en el Gran Santiago en cambio tienen un mayor interés, por ejemplo, en las causas sociales, medioambientales y ciudadanas.

Ahora, si se trata de valores en la vida, los sureños tienden a otorgar mayor importancia al desarrollo económico por sobre el medioambiente, mientras que por el contrario, para los nortinos el medioambiente, así como la tranquilidad, son valores especialmente relevantes. Este contraste en los resultados puede estar influido por las perspectivas económicas diferenciadas entre norte y sur del país, señala Felipe Cáceres, Director de Análisis e Innovación de Visión Humana. “Mientras el norte recibe la influencia económica de las compañías mineras, con sus beneficios económicos y sus costos al medioambiente, en el sur muchos sectores poseen las tasas más altas de desempleo del país, por lo que resulta lógico que en esta zona se otorgue importancia al desarrollo económico antes que cualquier otra cosa”, señala Cáceres.

En cuanto a su nivel de satisfacción respecto a distintos ámbitos de la vida cotidiana, quienes viven en el sur se declaran más satisfechos con su situación de salud mental (65%) mientras que los nortinos se encuentran bastantes conformes con su posición social (45%). Asimismo, cabe destacar que ambas zonas superan al Gran Santiago en su nivel de satisfacción con su situación económica.

Más conservadores

La percepción de unidad es otro tema que marca contrastes: mientras los santiaguinos perciben al país en conflicto y tensión permanente, los habitantes de regiones si bien consideran la existencia de diferencias en Chile, no son tan categóricos respecto al nivel de conflictividad del país.

Los habitantes del norte y sur se declaran menos liberales que los residentes del Gran Santiago: nortinos y sureños tienen un menor grado de apoyo a la convivencia antes del matrimonio, a darle mayores espacios a los homosexuales y a otorgar mayores oportunidades a los inmigrantes extranjeros. Llama la atención el bajo porcentaje de acuerdo de los sureños respecto a la aceptación de la homosexualidad (43%) y el bajo nivel de acuerdo de los nortinos respecto a otorgar oportunidades a los inmigrantes extranjeros (38%) respecto al resto del país.

Nortinos con mayor bienestar económico

Tanto nortinos como sureños muestran una mejor evaluación de su situación económica personal y familiar que los habitantes del Gran Santiago. De ellos resaltan fundamentalmente los residentes de la zona norte: 6 de cada 10 evalúan su situación económica como buena o excelente. Asimismo, un gran porcentaje de ellos (57%) considera como bueno o excelente el momento actual para realizar compras.

También se muestran importantes diferencias al momento de elegir un lugar donde realizar las compras. Los nortinos se caracterizan por comprar en farmacias (75%), en tanto que los sureños son los más asiduos a los supermercados (93%), a las multitiendas (51%) y a las tiendas de mejoramiento del hogar o de construcción (27%). Los capitalinos por su parte prefieren las ferias, mercados o vegas (84%) y los malls (47%).

Cabe destacar además, que si bien la confianza hacia las empresas y los medios de comunicación se encuentra transversalmente baja en todo el país (10% y 14% respectivamente a nivel total), los nortinos aparecen como aquellos que tienen los más altos niveles de confianza hacia ambos sectores (16% y 21%), mientras que los santiaguinos ostentan los niveles de confianza más bajos hacia las empresas (7%).

Nortinos con la televisión y sureños con la radio

Para que una publicidad sea atractiva esta debe estar dirigida para toda la familia, señalan los habitantes de la zona norte del país. Los Sureños, en contraste, se inclinan por la publicidad que privilegia lo informativo. Lo novedoso y lo gracioso son elementos más valorados por los residentes del Gran Santiago.

Los Nortinos sienten más credibilidad por la televisión (52%) y los del Sur por la radio (34%), en tanto los residentes del Gran Santiago son los que en mayor medida le otorgan credibilidad a Internet (31%).

Los usos otorgados a internet también presentan variaciones según la zona de residencia: para los santiaguinos el uso de internet está asociado principalmente  a la comunicación con otras personas (chat, emails) y para consultar direcciones de negocios o empresas; los sureños en tanto se caracterizan porque sus actividades en internet están relacionadas a usos comerciales (transacciones bancarias, buscar promociones) y de ocio (jugar juegos en línea, leer diarios); los nortinos finalmente utilizar internet básicamente como soporte para acceder a otros medios (televisión, radio, telefonía en línea, etc.).