Exportaciones de vino embotellado se mantienen estables en el cierre del primer trimestre del año

222Si bien el mes de marzo presentó  bajas importantes de la categoría tanto en volumen como en valor, con un 12% y 16%, respectivamente, los envíos se mantienen estables en lo que va del año. El precio medio llega a los US$ 29,3/Caja FOB durante el tercer mes del año. La contracción en la facturación se explica por la devaluación del Euro, la cual se traduce en una baja de los precios en dólares.

En lo que respecta el segmento de vinos premium, sobre US$ 30/Caja, hubo un crecimiento del 1% tanto en volumen como en facturación en los últimos 12 meses, promediando US$ 49/Caja FOB. Este segmento de precios alcanza los US$ 783,7 millones en este periodo de tiempo.

Los espumantes presentan números positivos, considerando los últimos 12 meses del año, con una demanda que aumenta en un 13,3% y cerca de un 14% en valor, con un precio medio de US$ 38/Caja. Por otra parte, el vino a granel durante marzo tuvo crecimientos importantes de un 49% en volumen y un 17% en valor, sin embargo, su precio medio se desplomó hasta los US$0,66/litro, lo que se traduce en una contracción del 21,6%.

En lo que respecta a los principales destinos de vino embotellado, los envíos en Asia durante marzo tuvieron fuertes aumentos. Por un lado, China pasó a ocupar el tercer lugar en las exportaciones desplazando a Japón. Los envíos al país asiático fueron cerca de 340 mil cajas, facturando más de US$ 11,6 millones, esto se tradujo en un crecimiento del 14,8% en valor, a un precio medio US34,4/Caja, el cual sólo es superado por Corea del Sur con un precio medio que bordea los US$ 42,6.  Por otra parte, el país nipón cerró el tercer mes del año con aumentos de un 28% en volumen y un 26,8% en valor, a un precio medio de US$ 28,2/Caja.

“La devaluación del dólar no es directamente proporcional al resultado y ha tenido efectos mixtos, si bien beneficia nuestros términos de intercambio y nos hace más competitivos, hay efectos cruzados que considerar. Por un lado, se ha observado una importante devaluación de monedas como el Euro y el Real Brasilero, los que merman nuestros ingresos expresados en dólares. Por otro lado, parte de nuestros costos también se mueven con el dólar, razón por la cual el alza del tipo de cambio, también implica un alza de nuestros costos. Comercialmente hablando vemos que a Febrero íbamos creciendo cerca del 10%, pero esta tendencia se moderará dado los efectos de la devaluación de monedas antes mencionado”, aseguró Mario Pablo Silva, Presidente de Vinos de Chile A.G..