Fedefruta insiste en la urgencia de bajar la tasa de interés

El presidente de la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta), Cristián Allendes, llamó al Banco Central a bajar al menos en medio punto la Tasa de Política Monetaria (TPM), según dijo, no sólo para remontar el dinamismo de la economía, sino también para trabar el ingreso de capitales especulativos o golondrina que generan una baja en el tipo de cambio afectando la competitividad del rubro frutícola exportador.

El representante de la asociación gremial solicitó a las autoridades del Banco Central que “definan una disminución de al menos medio punto en el actual 5% de la Tasa de Política Monetaria”, ya que “junto con dinamizar la economía en un escenario de desaceleración, esto ayudaría a contener la entrada de esos capitales especulativos que diluyen el precio del dólar, perjudicando de manera seria la rentabilidad en especial de nuestro sector, el más afectado por el bajo tipo de cambio visto en los últimos años”.

Allendes recordó que el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, reconoció en mayo el flujo de estos capitales en el mercado chileno, pese a que el Banco Central mencionara ese mismo mes que no había evidencia de aquello. Por eso, el timonel le pide al presidente del organismo, Rodrigo Vergara, que reconsidere esa postura para darle atajo a la situación a través de un recorte de la tasa de interés, entre otras medidas que den una señal de apoyo a la industria exportadora.

“Echamos de menos políticas públicas -por parte de las autoridades económicas- en las cuales estemos considerados, pues ahora dependemos de los vaivenes del mercado. Los productores de fruta se encuentran al descubierto con un tipo de cambio por debajo de los $550, pese a todos sus esfuerzos en inversión, reconversión, mecanización, capacitación y búsqueda de altos estándares de calidad de fruta”, expresó Allendes.

El presidente del gremio concluyó que “nuestros costos en UF no han hecho más que subir, al mismo tiempo que nuestros ingresos en dólares se han mantenido por mucho tiempo por debajo de los $500. Hasta ahora no hemos alcanzado ningún tipo de solución a largo plazo, y la alta tasa de un 5% no hace más que incentivar la llegada de capitales de afuera que causan la baja constante del dólar”.