FIA y PUC desarrollarán programa para optimizar producción de carozos

La medida, es adoptada por el organismo debido a la pérdida de competitividad de los frutos debido al uso de variedades inadecuadas y a la corta data de programas de mejoramiento genético en nuestro país.

Entre los beneficios que espera lograr la iniciativa, que tendrá un costo de $235.208.930 millones, de los cuales el 63 por ciento es aportado por la FIA, está la reducción de los costos del proceso de evaluación de las líneas avanzadas y el desarrollo de un paquete tecnológico para la obtención de nuevas variedades, permitiendo generar capacidades técnico-científicas adicionales a las ya existentes.

Por otra parte, permitirá al Consorcio de la Fruta generar ingresos por venta de licencias de las nuevas variedades desarrolladas, mejorando, al mismo tiempo, la competitividad de la industria chilena de carozos, mediante un aumento de la oferta de fruta de calidad y una mayor cobertura de mercado, explicó el coordinador del proyecto, Jaime Kong.

El año pasado las exportaciones de carozos sumaron US$ 612,4 millones, registrando un incremento del 25 por ciento respecto del 2010, cifra que lo ubica entre los rubros más relevantes de la industria frutícola junto a la uva de mesa, manzanas y berries.

Sin embargo, la industria de carozos está basada en la exportación en estado fresco, siendo sus principales mercados Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. Esta alta concentración está condicionada principalmente por el rápido deterioro que experimenta el producto durante el almacenaje a 0°C.