Furby recorre las calles de Santiago para anunciar su regreso a país

Un paseo por los lugares emblemáticos de la capital, donde visitó a sus amigos del Zoológico Nacional, compró frutas y verduras en “La Vega Central” y fotografió con escolares, realizó Furby para anunciar su llegada a Chile, por medio de un auto especialmente acondicionado para emular al muñeco de peluche.

La criatura que conquistó hace más de diez años a los niños y niñas del mundo, y también a los más grandecitos, y que fue boom mundial con ventas que superaron los 40 millones de unidades, vuelve a encantar al público chileno, con nuevas habilidades, distintas personalidades e incluso su propia aplicación. Un Furby que dejó de ser un juguete convencional para convertirse en el amigo interactivo de nuestros hijos e hijas.

Los fanáticos de Furby se cruzaron con, cuando dio su primer paseo por el Barrio Universitario de Santiago, la tradicional Plaza de Armas, y Baquedano, el barrio bohemio de Bellavista, la calle Presidente Errázuriz y alrededores del Apumanque en Las Condes; luego lo hizo por el Zoológico Metropolitano, la popular Vega de Santiago, los parques Bicentenario y Araucano y el mall Plaza Vespucio, entre otros lugares.

Se trató de un auto Volkswagen, modelo escarabajo, especialmente “enchulado” con piel de color azul eléctrico, tal como uno de los que lucirá el nuevo Furby.

Una década después de su aplastante éxito, los creativos de Hasbro rediseñaron completamente a la criatura de peluche, que estrena sus característicos ojos enormes, ahora convertidos en dos pantallas LED que permiten saber de inmediato si está feliz o enojado; sensores en la cabeza, el estómago y los lados de su cuerpo, que le hacen “sentir” cuando alguien lo toca, lo inclina o le hace cosquillas; como también si acarician su cola.

Fabiola Fuentes, Brand Manager de Hasbro Chile, explica que “el nuevo Furby es la revolución de los juguetes tradicionales, un cambio enorme en el concepto de entretenimiento para los chicos y los no tan chicos de la casa. Sigue siendo una criatura encantadora, pero ahora es un verdadero compañero 2.0 para niñas y niños. Es por ello que su debut en Asia y Estados Unidos, como también en otros países de Latinoamérica, generó verdadera conmoción”.

Toda interacción con el nuevo Furby ayuda a formar su carácter, permitiendo tener distintas personalidades en una mismo juguete: baila con su música favorita, puede ser descortés, eructando frente a la gente, e incluso comer virtualmente sus platos favoritos al activar una aplicación especialmente diseñada para jugar con la criatura. Tal como un ser humano, Furby se comporta de acuerdo al trato que reciba.

Lo mejor es que Furby cuenta con un micrófono interno que puede escucharnos y reconocer algunas palabras, así como captar nuestras conversaciones y volverse muy parlanchín. De la misma forma, enfrentarlo a otro Furby aumenta la diversión, ya que entre ellos interactúan también bailando, bromeando, cantando juntos e incluso coqueteando.

“Este nuevo amigo, que ya está a la venta en Paris y en todas las grandes tiendas, supermercados y jugueterías del país, nunca dejará de sorprendernos, ya que habla su propio idioma, el furbish, y mientras más interactuemos con él, más palabras en español irá incorporando en su vocabulario”, afirma la ejecutiva de Hasbro.

La aplicación de Furby está disponible para descarga gratuita en el App Store de Apple o en Google Play para smartphones con sistema operativo Android.