Gracias a su sistema avanzado de enfriamiento por agua, el dispositivo plegable de
Samsung puede manejar muchas tareas intensas de manera simultánea y con un

rendimiento similar al de un computador..

Compañero de aventuras, “le hablamos” durante varias horas al día y fijamos nuestra
mirada en él cada cinco minutos; le confiamos nuestros secretos y socializamos mediante él
en grupos de amigos. Nos referimos a nuestro querido teléfono móvil, el cual se ha
convertido en el centro de la escena digital en nuestras vidas.
Si ya se sienten apegados a su Smartphone, el dispositivo plegable Galaxy Fold de
Samsung promete transformarse en tu nuevo objeto de deseo. Y es que para tener
excelente calidad en contenidos inmersivos y realizar las múltiples tareas que llevamos a
cabo a diario en nuestros Smartphones, Samsung incorporó un hardware de alto impacto en
el Galaxy Fold.
Un conjunto de chips de la próxima generación con 12 GB de memoria RAM y un avanzado
sistema de enfriamiento por agua, permiten al Galaxy Fold manejar muchas tareas de
manera simultánea con un rendimiento similar al de un computador. Su software de
optimización, potenciado con Inteligencia Artificial, adapta la funcionalidad de la batería, la
CPU y la memoria RAM, para que de esta manera las aplicaciones corran más rápido y el
teléfono trabaje más duro cuando más lo necesites.
Y su batería también tenía que estar a la altura e incorporarse al diseño delgado y con doble
pantalla. Por lo que el Galaxy Fold posee un sofisticado sistema de batería dual de 4,380
miliamperios (mAh) específicamente diseñada para seguirle el paso a tus actividades. La
innovación fue instalar dos baterías a los dos lados de la pantalla y desarrollar una nueva
tecnología de monitoreo para detectar cuánta energía le queda al dispositivo y controlar
cómo fluye entre ellas.
Para asegurar un enfriamiento más rápido y efectivo en un dispositivo plegable, se
incorporó una cámara de vacío que dispersa el calor en forma de vapor en todas las
direcciones. Asimismo, Galaxy Fold es capaz de cargarse a sí mismo y a un segundo
dispositivo de manera simultánea a través del Wireless PowerShare, todo mientras está
conectado a un cargador regular para que así puedas dejar su segundo cargador en casa.