Gestión de proveedores: una gran oportunidad para las pymes

Cada vez es más común que las empresas externalicen los servicios que no son parte del core business de su negocio. La  razón principal del outsourcing de procesos de negocios es que de esta manera las empresas pueden concentrarse principalmente en su negocio y en su estrategia.

Ante esta tendencia, los servicios de BPO (Externalización de Procesos de Negocios), han tenido un importante crecimiento durante los últimos años.

Actualmente los servicios de BPO que se ofrecen en el mercado están orientados a distintas áreas de soporte, como RRHH, Finanzas, Legal, TI y abastecimiento; esta última se destaca por el uso intensivo del servicio de  gestión de proveedores. Dany Calderón, Jefe del área de BPO Kibernum, indica que este servicio consiste en evaluar a los proveedores, clasificarlos y generar planes de acción para cada uno de ellos con el fin de entregarles a sus clientes un buen plan de mitigación de riesgos.

En concreto, este servicio se encarga de seleccionar empresas, definir y negociar sus contratos y gestionar la relación, velando por mantener los niveles de servicio,  a través de evaluaciones cualitativas y cuantitativas, con el fin de  disminuir los riesgos asociados a su contratación y mantención,

El Jefe del área de BPO de Kibernum explica que muchas empresas pequeñas y medianas no desarrollan una correcta gestión con proveedores ya sea por falta de know how o porque consideran que acceder a este tipo de servicios puede resultar excesivamente caro. Debido a ello, no acceden a buenas negociaciones con sus proveedores, desperdiciando la posibilidad de obtener importantes beneficios tales como:

– Comprar a mejores precios.

– Mejorar la cartera de proveedores.

– Mayor seguridad derivada de una mayor información acerca de quiénes son sus proveedores.