Gourmet, una tendencia que llegó para quedarse

Esta es una gran oportunidad, ya que se trata de un nicho que probablemente crecerá con fuerza en los años venideros. Paralelamente muchos productores locales han visto en esta categoría un espacio atractivo para sacar sus marcas al exterior. Un ejemplo que grafica este hecho es observar lo que sucede en el mercado de los alimentos en Estados Unidos, que mueve anualmente US$999.999 millones. De esta torta, el mercado de la comida gourmet movilizó US$60 mil millones el año 2008: US$48 mil millones en el sector retail, un 8,4% más que el 2007.
Al respecto conversamos con dos importantes actores del sector.

En busca de nuevos sabores

Al intentar determinar rasgos característicos de los consumidores de este tipo de productos se llega a la conclusión de que en general buscan calidad y novedad. Al respecto Cecilia Villamán, gerente comercial y de marketing de la firma Gourmet señala que “el consumo de estos productos está muy diferenciado por grupo socioeconómico siendo el ABC1 quien lidera la categoría en términos de penetración (87%) y frecuencia de compra (6.2 veces al año). Esto hace que el 24% de las ventas de la categoría vengan de este grupo que sólo representa el 11% de la población. Sin embargo, es el GSE C2 el que tiene más peso en ventas (32% del total de las ventas). En síntesis, son consumidores de GSE más altos, que buscan variedad en las comidas, calidad y están dispuestos a probar cosas nuevas”.
Por su parte, Roberto Weinberger. director comercial de Santa Victoria, empresa dedicada a la importación de productos gastronómicos señala que el perfil del consumidor de productos gourmet chileno por lo general es de una persona viajada o con ganas de ir aprendiendo sobre gastronomía y bastante conocedor de las tendencias mundiales.

Un nicho ajeno a la crisis

Los meses pasados han sido negativos para la mayoría de los sectores, sin embargo los productos gourmet incluso han crecido en ventas.
Lo confirma Cecilia Villamán de Gourmet “la evidencia dice que la crisis no ha afectado a esta categoría. De hecho, este año, las ventas han crecido un 21% y lo más importante es que este crecimiento viene dado por aumento de penetración, es decir, hay más gente comprando estos productos que antes no lo hacía durante el último año, además hay que considerar que la oferta ha aumentado, por el lanzamiento de productos nuevos”.
Por su parte Roberto Weinberger, de Santa Victoria destaca que muchos de estos placeres ya son bastantes accesibles, por lo que la gente no cede en darse un gusto a bajo costo, “los productos bebestibles nuestros café y té, perfumes Monin, son un lujo accesible, por lo que en particular se ha ido democratizando el consumo de estos. No es lo mismo degustar uno de nuestros productos por valores de entre 1.500 a 2.500 pesos que comprar una cartera Louis Vuitton o un traje Hugo Boss, por lo que la gente tiende a no sacrificar el placer de tomarse un café de lujo”.

Tendendencias en el mercado.

Los consumidores actualmente buscan simplificarse la vida pero sin disminuir la calidad o sofisticación de sus comidas. Es por ello que una tendencia importante de este nicho se encamina hacia esos propósitos. Al respecto Cecilia Villamán agrega “la oferta es mucho más amplia en países europeos y en Estados Unidos. La tendencia es a dar mayor variedad a la comida cotidiana ofreciendo múltiples variedades en términos de sabor. Incluir sabores étnicos, distintas preparaciones. También crece lo orgánico. Hay propensión hacia el desarrollo de productos específicos, como el aceite de oliva, palta, mezclas de condimentos, té, café entre otros”.
Roberto Weinberger añadé que la principal tendencia es a llegar cada vez con mejor calidad al consumidor final vía innovaciones tecnológicas.

Selección de productos, un importante desafío

Sin duda que la apuesta de las marcas con los productos que sacan al mercado constituye un importante desafío. Hay que intuir qué prefieren los chilenos para tener éxito en la góndola. Es por ello que nos interesamos en conocer cómo seleccionan sus productos las empresas dedicadas a esta categoría.
En el caso de empresa Santa Victoria dedicada a la importación de productos gastronómicos prestigiosos a nivel mundial es a través de la visita a las más importantes ferias de alimentos como la compañía realiza un minucioso y delicado proceso de selección de refinados sabores y productos, habiendo logrado así la representación para el mercado chileno de reconocidas marcas a nivel mundial. Roberto Weinberger. director comercial de Santa Victoria, afirma al respecto “definimos los productos en base a un abanico de nichos siempre orientados a lo más granado de lo gourmet mundial, que sea un producto de consumo permanente y que responda a ser líder mundial en calidad y reconocimiento de marca”.

Por su parte, Cecilia Villamán de Gourmet afirma que como el mercado chileno es pequeño, es difícil compatibilizar el desarrollo de productos innovadores con las ventas, ya que para que estos desarrollos sean atractivos para los distribuidores y logren estar disponibles para todos los consumidores, deben ser populares. Por esto, agrega “tomamos tendencias internacionales y tratamos de adaptarlas a la realidad local, de acercarnos a los gustos de los chilenos, entregando opciones de productos distintos a lo que ofrece actualmente el mercado. La cocina está de moda y hay mucha gente interesada en aprender, en cocinar pero sin invertir demasiado tiempo. Por esto, tratamos de lanzar productos que sean fáciles de preparar y que den un resultado “gourmet””, concluye.