Grandes retailers coinciden en la existencia de un nuevo y empoderado consumidor