Industria láctea busca reducir costos para compensar caída de precio internacional