Internacional: Soriana va por consumidores ‘pudientes’