La historia de cómo Paulmann cerró la compra con los ex dueños de Prezunic