La importancia de contar con una propuesta de valor para aumentar el feedback positivo en los negocios gastronómicos

Por  Rodrigo Aljaro, gerente general de Studio Gourmet

Lo primero que tenemos que entender es que en los negocios gastronómicos lo que vendemos es servicio y experiencia de compra.    La propuesta de valor de un local comercial es la proposición que hace al mercado para satisfacer necesidades de potenciales clientes.   La idea es que esta sea diferente y más conveniente que la de sus competidores, con esto los clientes obtienen un resultado más alto en la relación precio-valor y generalmente se ve reflejado en el uso o compra del servicio y/o producto.

En el mercado gastronómico es sumamente importante contar con una propuesta de valor potente, pero también un diseño acorde con espacios bien armados y desarrollados previo estudio de necesidades; esto normalmente es la diferencia entre el éxito y el fracaso de un restaurante o cafetería.   Si sumamos una buena atención aumentaremos el feedback positivo hacia la marca y por ende normalmente la repetición de la compra, lo que radica en frecuencia = mesas llenas = una cuenta corriente saludable fin que buscamos en cualquier negocio.

Actualmente la mayoría de los locales se enfocan en “lo lindo que se ven” pero hay que dejar en claro que necesitamos tener cierta congruencia entre la propuesta de valor y el diseño.  El claro ejemplo es el de las cafeterías  y restaurantes “sin encanto” normalmente vacíos, sin que el normal de las personas pueda entender por qué en esa no entra nadie… si vemos que la cafetería de al lado está llena y ambas son similares.   Hay que aclarar que existe un motivo por el cual no la elegirías para tomar un café o tener una reunión de trabajo, ese motivo lo solucionan profesionales dedicados a la Arquitectura Gastronómica a través de la propuesta de valor y el diseño integral del local.

Es muy importante destacar que los locales “de diseño” tienen algo que los destaca y es que son congruentes en el mix “propuesta de valor +  imagen”.  Estos locales también son más rentables porque normalmente tienen un precio más elevado el que se ve compensado por el valor agregado y servicio que les entregan a sus clientes.  Hay que recordar que aquí lo importante es que necesitamos que los clientes sientan que la experiencia gastronómica va a convertir el momento del consumo en un recuerdo memorable, eso es lo que tenemos que entregar.  Hay que recordar que no vendemos platos de comida o tazas de café, lo que vendemos es la experiencia de consumir esos productos dentro de nuestro establecimiento gastronómico, eso es lo que va a marcar la diferencia y nos va a hacer ser rentables.