La movilidad como motor de transformación del negocio de Nestlé

Las oportunidades de negocio están cada vez más apuntando a estrategias que se adapten a las nuevas formas de interacción implementadas por los dispositivos móviles.
ADEXUS ha entendido el potencial que representa el fenómeno de la movilidad, por lo que ha realizado inversiones, alianzas y convenios que fortalecen las soluciones Cloud, Big Data, infraestructura 4G, entre otras, que representa parte de la plataforma de lo que será la transformación del negocio.

Recientemente, la empresa se embarcó en la modernización de los procesos de negocios de Nestlé a través del uso de aplicaciones móviles en la fuerza de ventas. El proyecto denominado Solución Integral de Tecnologías para el modelo DISVET (Distribución y Ventas Tercerizadas) de confites y refrigerados de Nestlé, cuenta con un novedoso esquema de negocio basado en aplicaciones móviles que optimizan el proceso de distribución, venta, despacho y cobranza de los confites y refrigerados de Nestlé.

Mauricio Ferrada, Sales Group Manager Nestlé, indicó que tienen “aproximadamente 500 vendedores con cobertura desde Arica a Aysén, con un sistema que permite enviar los pedidos que cada uno de estos vendedores captura. Es decir, cada vez que un vendedor termina de atender a un cliente envía su transmisión del pedido a su correspondiente sitio de trabajo para comenzar con la operación de logística y atención al cliente final. La instantaneidad es un valor que hoy en día es indispensable, o sea, la gente quiere respuesta en el minuto, instantánea” señaló.

Nelson Parra Fuentealba, Gerente de Proyectos Estratégicos de ADEXUS, explicó que “toda esta aplicación fue desarrollada por ADEXUS y permite mejorar el proceso de negocio de ventas de los distribuidores de la división confites”. Agregó que el proyecto con Nestlé ha generado un impacto profundo en la reducción de los costos operativos, calidad de servicio y transformación de los modelos operativos y de negocio.

El desarrollo de aplicaciones móviles va a permitir actuar en tiempo real con los sistemas que comunican los diferentes actores del negocio: clientes, proveedores y empleados.