La tecnología, ¿aliada natural del turismo?

Por Roberto Senestrari, Director de Proyectos para Latinoamérica

El potencial turístico de Chile es innegable. El país más extenso del mundo goza de una diversidad climática que llama la atención tanto por su extensa costa, con preciosas playas, como por sus volcanes, montañas y desiertos. Estas bondades naturales han erigido a Chile como uno de los países más visitados de Sudamérica. Sin ir más lejos, 2017 fue un año exitoso en términos turísticos. Y es que durante el año pasado, ingresaron a nuestro país 6 millones 449 mil 883 visitantes, lo que significó un aumento de 14,3% respecto de 2016.

No obstante, resulta importante destacar que, como en cualquier actividad económica, el desarrollo de la industria turística enfrenta una serie de retos y responsabilidades. Ante el papel de Chile como un referente en turismo, las prioridades del sector deberían de ser promover el desarrollo local y regional, así como abogar por fomentar una mayor competitividad y sostenibilidad.

En ese sentido, los principales actores de la industria turística deben tomar en cuenta la responsabilidad social, no sólo como un elemento más de su estrategia, sino como una política transversal que considere el ecosistema de los sitios turísticos, el desarrollo de la economía local y regional, la protección del medio ambiente y el bienestar de las comunidades que viven del turismo.

Para Amadeus, construir un turismo productivo, incluyente y sostenible es uno de nuestros objetivos más importantes. Nuestra presencia internacional nos ha posicionado como un líder en la industria, y la tecnología con la que contamos puede fungir como un motor de crecimiento sustentable para el país. De hecho, es precisamente la tecnología la que ha replanteado la forma de hacer turismo.  Ahora es responsabilidad nuestra apostar por el uso inteligente y responsable de la misma.

A través de nuestra innovación y tecnología, logramos integrar a las operaciones de cada empresa una estructura digital que hace más eficiente procesos y optimiza el aprovechamiento de los recursos, esto se traduce en resultados tangibles y positivos que indirectamente repercuten en la sociedad y el medio ambiente, reafirmando así nuestro compromiso.

Por ejemplo, ayudamos a las agencias de viaje a establecerse y a desarrollar su esquema de negocio desde cero; estamos presentes en las universidades brindando cursos, capacitaciones y nuestras plataformas para que las futuras generaciones tengan el mejor conocimiento de las diferentes herramientas; y es a través de nuestra tecnología que logramos, con datos, impulsar y concientizar sobre los destinos.

En Amadeus también estamos conscientes de que parte de nuestro trabajo es alentar a la gente a viajar. Por lo tanto, es imperativo que entendamos nuestro papel en el ciclo ecológico y hacer todo lo posible para mejorar y preservar el patrimonio nacional. Al hacerlo, protegemos el producto que estamos promoviendo. En ese sentido, el sector privado puede actuar como catalizador del cambio y esto lo hacemos a través de nuestras alianzas con los diferentes jugadores de la industria, creando nuevas soluciones tecnológicas y diseñando estrategias que retribuyan a la industria todo lo que nos ha dado.

La sustentabilidad de la industria tiene que ser un objetivo para todos los involucrados y hacemos un llamado a trabajar en conjunto para superar los retos y para que cada día crezca más este motor integral de la economía.