Las hipertiendas se achican para adaptarse a los cambios del consumo