Llega a Chile Bénédictine

222Seductor, herbal, de textura viscosa y muy delicioso al paladar, llega en forma inédita a Chile Bénédictine, exclusivo licor herbal  francés, para deleitar a los amantes del brandy y la coctelería fina.

Dueño de una enigmática historia, su origen se remonta al año 1510, en la abadía de Fécamp de la orden benedictina, en Normandía, donde el monje Dom Bernardo Vincelli desarrolló la receta de un elixir aromático en base a 27 nobles especias. Su producción estuvo a cargo de los monjes hasta que la fórmula se extravió durante la Revolución Francesa. En 1863, Alexandre Le Grand, redescubrió la receta de la pócima y comenzó a comercializarlo bajo la marca “Bénédictine”. Sólo existen 3 personas en el mundo que conocen la receta completa.

Nuevo integrante del Grupo Bacardí-Martini Chile, Bénédictineluce una elegante etiqueta que lleva grabada las letras DOM, que significan “Deo Óptimo Máximo”, es decir “Para nuestro mejor, gran Dios”.

En boca es especiado y herbal, con toques a regaliz, pimienta negra, canela y tomillo, con un final acaramelado. Antes de embotellarse, tiene un periodo de 17 meses en barricas de roble.

Extraordinariamente versátil, puede disfrutarse en su forma más clásica, que consta de un vaso corto servido a temperatura ambiente, o en una copa globo, con dos hielos y un twist de limón. Es también ideal para realizar refinados cocteles y tragos largos como el Benediction, una mezcla de 25ml del elixir francés y se rellena con Spumante MARTINI PROSECCO. O un refrescante Bénédictine & Tonic, compuesto de 50ml de Bénédictine, se completa con agua tónica y se le puede añadir unas gotas de limón.

A la venta en tiendas especializadas a un precio de $24.990, Bénédictine trae a nuestro país la tradición en una botella: un licor Premium, único en su clase con una armónica combinación de sabores.