Los desafíos logísticos que se acercan a Chile

Por Felipe Montero Martí, Gerente de Desarrollo de Negocios de TrackTec S.A.

Recientemente, una de las empresas de retail más grandes del mundo, anunció su arribo a Chile. El gigante Amazon llegará finalmente a nuestro país y una de sus principales promesas es reducir los tiempos de despacho de los productos provenientes de EE.UU. desde cinco días a sólo 48 horas.

La arremetida de esta enorme compañía de comercio a nuestro país implicará un reto a las estrategias de retail y ventas por internet, pero también representará un gran desafío para las empresas nacionales de logística. Amazon ya anunció que está en un proceso de búsqueda de socios locales para lograr sus objetivos de almacenaje y distribución de productos, lo que seguramente obligará a las firmas de courier a explorar nuevas soluciones e innovaciones tecnológicas para hacer más eficiente su gestión y estar a la altura de lo que espera la empresa de Jeff Bezos.

Todo lo anterior nos lleva a preguntarnos si efectivamente las empresas chilenas de logística están preparadas para este escenario.

Según el Índice de Desempeño Logístico, desarrollado cada dos años por el Banco Mundial, Chile se ubica en la posición número 46 entre 160 naciones, lo que nos deja muy por detrás de los países más desarrollados en esta área.

Pese a que la promesa de despacho en 48 horas de Amazon dependerá de diversos factores, como los trámites en Aduanas y la gestión de los centros de acopio, las empresas de transporte y logística tendrán un rol fundamental en esta meta, para el que necesariamente deberán incorporar más tecnología al momento de buscar mayores niveles de velocidad y eficiencia operacional.

En el mundo de hoy, gran parte de la capacidad de respuesta para la rapidez de los despachos está directamente relacionada con la interconexión de datos, el uso de Big Data, el monitoreo en tiempo real de las flotas encargadas de las entregas de productos y la utilización de GPS o soluciones de telemetría para verificar en línea, por ejemplo, las rutas más rápidas para los distintos recorridos.

En este sentido, el tener acceso a data en tiempo real de la trazabilidad de los vehículos y de la eficiencia de los conductores también serán fuentes de métricas claves para la toma de decisiones con respecto a las operaciones logísticas, lo que puede tener un impacto tangible en ahorro de costos, rapidez en los procesos de despachos y mejoramiento de la experiencia del cliente final.

Desde la perspectiva de la seguridad, nuevas tecnologías aplicadas a la industria logística permiten una mejor conducción de los vehículos, permitiendo tener visibilidad sobre alertas de manejo agresivo -como aceleraciones o desaceleraciones bruscas-, excesos de velocidad, salidas de pistas, distancia imprudente con otros vehículos o recopilación de información segundo a segundo en caso de eventos de posible colisión.

Incluso, en cuanto al ámbito mecánico existen soluciones que permiten anticipar fallas a través de la gestión en línea de variables de telemetría como: presión de aceite y aire, temperatura de refrigerante y aceite, y uso de pastillas,  entre otras.
Sin duda, esta es una gran oportunidad para que las empresas dedicadas a la logística den un paso significativo en la adopción de nuevas tecnologías. Es posible que sólo las empresas que abracen e incorporen la Transformación Digital por completo en sus procesos, sean capaces de responder a los desafíos que implica el arribo de este gigante. Por lo tanto, es importante comenzar a prepararse desde ya y estar listos para adoptar nuevos enfoques en los procesos de entrega y distribución de productos.

Share Button

También te podría gustar...