¿Necesitan las mascotas consumir más calorías en invierno?

Consumir alimentos calóricos en invierno es una costumbre muy propia de seres humanos, ya que se la asocia con una mayor temperatura corporal. Pero, ¿necesitan los animales elevar su ración de calorías durante el invierno?

“Perros y gatos necesitan un balance óptimo de nutrientes para suplir la demanda energética del cuerpo ante la necesidad de generar calor, pero no es necesario elevar la cantidad de alimento por sobre la recomendada, ya que podrían desarrollar sobrepeso”, explica Francisca Montero, médico veterinaria de Royal Canin.

Las necesidades nutricionales de perros y gatos no dependen de la época del año, sino que de su peso, edad y nivel de actividad física. Este último punto marca la diferencia entre animales de similares condiciones, ya que las mascotas con una vida activa en exterior requieren más calorías que sus pares que permanecen al interior de las casas y llevan una vida sedentaria.

“Por ejemplo, un perro adulto de 10 kilos – de raza pequeña – , que vive en interior y no hace ejercicio, debe comer su dosis recomendada de gramos diarios de alimento seco según lo indicado en cada saco. Si el mismo perro hace ejercicio durante menos de 1 hora al día, debe recibir un poco más de comida. Los gramos exactos dependen del tipo de alimento que le esté dando a su mascota y las características de ésta”, indica Francisca Montero, Médico Veterinario de Royal Canin.

La especialista también indica que si este perro de 10 kilos hace ejercicio intenso o durante varias horas al día, debe tener una ingesta diaria mayor en gramos de alimento seco, siempre tomando en cuenta la calidad del alimento y características del perro o gato siguiendo las recomendaciones de su médico veterinario.

La Médico Veterinariode Royal Canin también explica que el pelaje de las mascotas es una poderosa barrera protectora contra el frío, especialmente en perros de razas como Husky Siberiano, Samoyedo y Akita. Eso sí, existe una raza sensible al frío: los perros Chihuahua, los que por su minúsculo tamaño suelen ser criados en interior, y no deben ser expuestos a cambios bruscos de temperatura.

Cuidados en invierno

De todas formas, durante el invierno los amos deben preocuparse de que sus perros o gatos cuenten con un lugar seco y al abrigo del viento para dormir o guarecerse. Así también, deben procurar que puedan llegar sin problemas hasta el lugar donde hacen sus necesidades, sin que tengan que pasar por áreas con barro o pozas.

En el caso de los cachorros, se debe evitar cambios bruscos de temperatura, mantener la vacunación y desparasitación al día, y procurar darle un alimento de calidad para que desarrolle su inmunidad. “Para reforzar las defensas naturales de los perros en crecimiento, existe un alimento con una asociación de manano oligosacáridos con un complejo antioxidante patentado que incluye altos contenidos de vitamina E, vitamina C, taurina y luteína”, recomienda Francisca Montero, Médico Veterinario de Royal Canin.