NEUROMEDITACIÓN: IDEAL PARA CONTROLAR EL ESTRÉS Y MEJORAR LAS FUNCIONES EJECUTIVAS

Empiece el 2019 con el pie derecho. Aprenda cómo desconectarse y compatibilizar su vida laboral y familiar sin reducir por ello su desempeño.
Las largas jornadas de trabajo y los desafíos propios de cada cargo pasan la cuenta al momento de querer descansar. Cuesta “parar” la mente y bajar las revoluciones. Por eso y conscientes de que los altos índices de estrés afectan el bienestar de muchos profesionales, el centro de neuropsicología Andes Neurofeedback está desarrollando hace algunos meses un innovador programa -que ha sido muy exitoso en Estados Unidos y Europa- y que permite maximizar el funcionamiento cerebral y llegar a estados meditativos en tiempo récord, como consecuencia de la combinación de dos técnicas: Neurofeedback y meditación.
Tal y como cuenta la neuropsicóloga Alejandra Escandón, directora de Andes Neurofeedback, y única profesional a nivel sudamericano en contar con la licencia BCN (Board Certified in Neurofeedback), “este programa contiene dos etapas: la primera, en la que se realiza un mapeo cerebral de la persona para saber cómo está el funcionamiento eléctrico de este órgano y su posterior diagnóstico que determina el protocolo de Neuromeditación a seguir, y la segunda que incluye aproximadamente seis sesiones, donde la coach combina Neurofeedback y técnicas de meditación, además de la entrega de pautas para hacer en casa, que permiten a la persona entrenar su cerebro y llegar a estados meditativos de forma rápida”.
De esta manera -y como sostiene Agustina González, coach del programa- “esta técnica posibilita a la gente a entrar en estados mentales meditativos, pero en su diario vivir, ya que incorporamos herramientas accionables en su rutina que ayudan a la autorregulación, vivir el momento presente y lograr por sí misma concentrarse o reducir sus niveles de estrés o ansiedad”.
Así, mientras el Neurofeedback mide la actividad cerebral por medio del uso de un software, reforzando las áreas que potencian el descanso o la atención, acorde a la composición de ondas cerebrales del paciente; las técnicas de meditación trasmitidas capacitan a éste para que replique estos estados mentales en su cotidiano, aprendiendo a controlar su mente y obtener beneficios tan diversos como la regulación emocional, un mayor desempeño laboral, una mejor calidad del sueño o -incluso- la maximización de funciones ejecutivas. “Éstas últimas son un set de habilidades cognitivas que nos permiten realizar tareas cognitivas simples y complejas de manera fluida. Normalmente se dividen en actividades mentales tales como: memoria de trabajo, planificación, razonamiento, flexibilidad, inhibición, atención, entre otras. En nuestra vida cotidiana entrenar estas habilidades cognitivas nos permite desarrollar una mejor capacidad de planificación, aumentar las horas de atención sostenida, priorizar lo relevante, evitar estímulos que nos distraen, ser más flexibles y fluir mentalmente para ser estratégicos en toma de decisiones asertivas”, concluye Alejandra Escandón.

Para más información respecto de este programa visite www.andesneurofeedback.com