NovaRed adelanta los peligros informáticos que enfrentará Chile el 2011

Como un año de “nuevas amenazas” califica Miguel Pérez, gerente general de NovaRed, lo que será el 2011 en materia de seguridad informática en Chile y el mundo. “Los principales retos tendrán relación con la proliferación de redes sociales y los dispositivos móviles, ambas herramientas muy susceptibles de interacción con redes corporativas, de las cuales se puede extraer información valiosa”, afirma.
En ese sentido, los principales peligros informáticos que concentrarán la atención de los especialistas a la hora de diseñar sistemas de seguridad, tanto al interior de las empresas como en aparatos de usuarios finales, deberán tomar en cuenta la nueva conectividad que está enfrentando el mundo:
1.- Dispositivos móviles: hoy en Chile existe más de un celular por persona y, gracias a las aplicaciones a las que permiten acceder, los equipos inteligentes están ganando mucho terreno. Sin embargo, se vuelven blanco fácil de ataques informáticos si es que no están lo suficientemente protegidos -especialmente en la posibilidad de interacción con redes corporativas-. “El acceso a la información es hoy más expedito que nunca, pero quienes están a cargo de resguardar la seguridad deben tener en cuenta el acceso de la población a estos aparatos”, sostiene Pérez.
2.- Amenazas a redes sociales: el empleo de herramientas de comunicación social se ha multiplicado en todo el orbe y los cibercriminales acechan a aquellos usuarios con menos protección y conocimiento, con el fin de obtener datos personales y robar información sensible. “Es importante que además de instalar un software que proteja a los equipos, las personas se informen para distinguir las interacciones seguras de las que no lo son. Sólo así es posible enfrentar este tipo de peligros”, explica el ejecutivo.

Miguel Pérez sostiene que las personas naturales y las empresas –grandes, medianas y pequeñas- deberán tomar resguardos, pues la democratización del acceso a la información y a equipos que permiten la comunicación remota será vulnerable en la medida que no se tomen precauciones tanto en accesos como en archivos y documentos, usuarios, sistemas, permisos y contraseñas, por mencionar algunos.