Nuevo atelier de joyas semipreciosas que reinterpreta las raíces chilenas

222Para nadie es un misterio que la mayoría de las mujeres aman las joyas, pues son un gran complemento, son más que un simple adorno o capricho, son un valioso aliado que les permite sentirse más lindas, completas y, a la vez, “poderosas”. Por otra parte, cada vez es más frecuente ver al sexo masculino comprando un regalo relacionado a este arte milenario, para su pareja o para uso personal.

Para Vero Piraino, las joyas son un arte que puede transformar el espíritu de quien las usa, “llevo años observando como las joyas y todo tipo de piedras semipreciosas y otros materiales que influyen de manera positiva en quien las usa. Por ejemplo, las perlas dan energía y tienen el poder de ” absorber la energía negativa y generar sensación de paz “.

Desde niña Verónica sintió una conexión especial con las joyas, entregándole un significado y sentimiento a cada una de ellas y desarrollando un talento innato como orfebre, que lo complementó en la Escola Massana en Barcelona, lugar donde aprendió sobre materialidad para el diseño de joyas, técnicas, además de ampliar su visión sobre estilos y tendencias.

“Todas mis colecciones se caracterizan por mezclar diversos materiales y piedras semipreciosas, que le dan un toque especial a cada una de ellas y las transforman en el mejor complemento para quien quiere sentirse diferente todos los días”, agrega Vero.

La propuesta de Vero Piraino se caracteriza por tener joyas de uso diario y al alcance de todos los presupuestos. Hay una gran variedad de diseños, colores y “looks”, fáciles de usar, que combinan y arreglan cualquier tenida, a cualquier hora del día como de la noche.

Vero Piraino trabaja con diversos materiales, como piedras semipreciosas, cobre, plata, bronce, cuerno/cacho, telas (joyas de manto de huaso), que se caracterizan por ser piezas que al combinarlas resaltan la femeneidad y el estilo de las mujeres. En su taller podemos encontrar cientos de piedras semipreciosas de distintos tamaños, formas y colores que al unir su especial técnica, se convierten en collares, pulseras, aros y brazaletes.

Todas las colecciones de Vero Piraino entregan belleza y sutilidad, otorgan un estilo artesanal y campestre, como sus joyas de cuerno/cacho. “Cuando trabajo en este tipo de joyas, luego de pulirlas y darle forma, puedo mezclar con plata o cobre y el resultado es un diseño rústico, al igual que mis confecciones con telas de manto de huaso de Doñihue, las cuales contienen aplicaciones de plata, una combinación que se distingue por entregar una personalidad ligada al campo, pero elegante e innovadora a la vez, ideal para destacar en las fiestas y fechas típicas de nuestro país”.

La nueva joyería viene a marcar tendencia por sus diseños. Y ahora que está por llegar la primavera y donde podemos estar menos abrigadas, que mejor que comenzarlo con un lindo collar distinto y estiloso todos los días. Sin duda, esta propuesta de joyas hará que cualquier mujer que las use, se sienta segura, linda y atraerá más de alguna mirada. También si tienes que hacer un regalo, elige algo novedoso y original y lo más seguro es que sorprenderás a quien se lo regales……….olvídate de los chocolates.

La joyería ubicada en pleno corazón de Vitacura y atendida por su propia dueña busca enamorar a todos sus visitantes y transformarse en un lugar lleno de magia en torno a la confección de joyas semipreciosas. “En un futuro, me gustaría llevar mis creaciones fuera de Chile y potenciar aún más y a través de mis joyas nuestras raíces”, destaca Vero.

Vero Piraino Joyas está ubicada en pleno corazón de Vitacura, exactamente en Luis Pasteur 6581, segundo piso del Boulevard Lo Curro.